sábado, 18 de mayo de 2019

Distintos niveles de consciencia.

              Hay  personas que identifican lo real, con lo palpable y lo que ven. Sin embargo aún quedan poetas, soñadores, y personas que viven a otro nivel.                                                                                                         Algunos no saben que lo imposible, también es real. Y lo que se quiere, se atrae y llega cuando tiene que llegar. Lo he podido descubrir solo con poner un poco de atención y escuchar.

              Cansados de años de precariedad laboral, cuatro enfermeros gallegos, pasaron el día 12 de mayo, un domingo de infarto.  Estaban en Madrid a las 9,30 para poder hacer un examen de oposición a la Sanidad pública. ¡Lo hicieron!  Pero era solo el comienzo de una aventura que fue noticia en los telediarios.

               Tras el examen de Madrid, pendientes del reloj, tenían que llegar  a la terminal donde les esperaba una avioneta, -que habían alquilado-, para llegar a las 14 horas a Santiago de Compostela  y poder llegar rápidamente a Silleda en Pontevedra, (total casi 700km), donde a las 15, 30, podían optar -junto a otros 9.000 candidatos- en otro examen, a alguna de las 830 plazas convocadas.

            -¡Qué locura!, alquilar una avioneta para hacer 2 exámenes el mismo día.., comentó Juan, en el bar.

            -¡No es ninguna tontería!, es multiplicar las posibilidades de éxito, y salir de una p. vez de la precariedad laboral (le respondió Paco). Creo que a veces juzgamos demasiado aprisa lo que no entendemos o, ignoramos.

           -  Tienes razón, Paco, (dijo Julia la camarera), Si alguno de mis hijos se viera en esa posibilidad, yo le ayudaría, ¿y tú no?

         - No se trata de ayudar o no, replico Juan; alquilar una avioneta hasta Galicia, debe costar bastante. ¡No todos tienen dinero para eso, Julia!

        - Es verdad, Juan, pero si no se tiene, se pinta o se pide. En el fondo ni siquiera importa cuánto hay que dar, sino el amor que se pone en el hecho de dar. ¡Por un hijo, porque tenga  trabajo y un futuro, yo lo haría!

        Y yo. Me alegra que en la última semana de campaña de elecciones, en este pequeño bar hayamos dejado de hablar de promesas, de candidatos y de política.  Escucharos, me ha hecho pensar, y acabo de recordar una historia  que va incluso más allá, de lo que ha dicho Julia.

         - Nos dejas intrigados, Profesor. Por mi parte, puedo decir que he sido totalmente sincera, y estaría dispuesta a pedir un crédito, si fuera necesario por el futuro de un hijo.

        - Lo sé, Julia. Bueno... quienes conocen tu generosidad, lo saben.  Lo único que  he intentado decir es que habéis dado pasos: os habéis olvidado de los políticos- que ya es un logro-, y habéis hablado de oposiciones y del apoyo al futuro de los hijos, -lo cual es mucho más-. En el fondo, aquellos quieren ganar, y vosotros queréis que quien gane sean vuestros hijos. Pero hay más que egos y más que la llamada de la sangre. En la vida, hay mucho más.

       - Venga, Profesor, le pago el café  si va al grano de una p. vez. Déjese  ya de tonterías.

       - Perdona, creo que tu eres Paco. Has sido tú quien dijo que "lo de la avioneta no era ninguna tontería, porque eso multiplicaba las posibilidades de los opositores". Lo  único que yo he añadido es que no todo es cuestión de dinero. Apegados a lo material, y al tiempo, a veces perdemos otras perspectivas de la vida, como dices.

         Voy al grano. En un viaje a Estados Unidos conocí un matrimonio  encantador: Nicole y Jeremy. Son  jóvenes y alegres.  Jeremy Clark es profesor. Nicole es enfermera. Por sus trabajos tienen capacitación y son competentes. Decidieron embarcarse en una aventura increíble. Se fueron a Bulgaria y adoptaron 4 niños con necesidades especiales, es decir, discapacitados.       

           Alex, el mayor tiene 6 años, y Simon 4, los dos tienen Síndrome Down. Los otros dos, David y Jon, de 5 y 6 años, tienen parálisis cerebral. Así, que además del inconveniente del idioma, tenían que suplir todo poniendo todo el amor del corazón,  toda la paciencia y todo el tiempo necesario para cada uno y entre todos llegaran a conformar una familia especial.

          Poco a poco, van aprendiendo y enseñando. A su modo los niños  se sienten queridos y colaboran. El pequeño Simón ayuda mucho a sus hermanos. Parece que han dado con la clave: el cariño y contagiar alegría en todo lo que hacen. El tiempo y la prisa han desaparecido. Los días y las noches varían, pero todo es vida. El reto es la familia, y la sonrisa, la fuerza y la recompensa en forma de ternura y amor.

         Se hizo un silencio, que nadie se atrevía a romper.  Alejada de la barra, en una mesa una señora tomaba un café, mientras manejaba, con la otra mano, el móvil, como quien busca algo. Dejó la taza en la mesa y aprovechando el silencio, dirigiéndose al Profesor, levantó la mano y la voz para decir:

        - Profesor, considero a esos padres y a esa familia, un ejemplo para la sociedad americana y para todos. Son seres que han encontrado su propósito y se han lanzado confiados y sin miedo. Cada vez hay más gente así de "loca". De hecho, me ha entrado el mensaje de que una bilbaína, enfermera y fisioterapeuta, se encontró a sí misma en la montaña, pero no una cualquiera, en la más alta, en el Himalaya, en Nepal. En lo más alto de Katmandú, descubrió que lo imposible es posible, que las personas  sinceras, caen en las redes de quien huyen. A esa casi infinita altura, descubren también la profundidad y el amor de quien, en su propio idioma dice amablemente:"¡por qué has tardado tanto!"

          Les paso el enlace, para que ustedes mismos descubran  por qué merece la pena saber lo que se aprende en la montaña. Espero que puedan escucharlo. ¡Gracias!

José Manuel Belmonte

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ   18-05-2019
EL HERALDO DEL HENARES  18-05-2019
CIVICA   20-05-2019

sábado, 11 de mayo de 2019

Cuando uno no se rinde, todo ayuda para vencer.

        Le preguntaban hace poco al filósofo alemán Peter Sloterdijk, si estábamos perdiendo la capacidad de pensar.                                                    
        - "No es la capacidad como tal. Es que no se dan las circunstancias vitales que permitan tomar distancia.  Hay que dar siempre un paso atrás, (como cuando se mira un cuadro). Eso te permite convertirte en observador. La vida actual no invita a pensar".

        Vivimos tan deprisa que las noticias se atropellan sin darnos tiempo a digerirlas. A veces son tan brutales, que las de hoy nos parecen simplemente repetición de las de ayer.  Nos cuentan las noticias de lo que sucede en el mundo, sin darnos tiempo para pensar y en su caso interiorizar.  Y es que como decía el gran Michelangelo Buonarroti: "el tiempo no respeta lo que se hace sin contar con él".

           La vida, como el tiempo no se detiene, camina a su ritmo. Los españoles, hemos creado el aforismo, o el axioma  de que  "hay que darle tiempo al tiempo", sobre todo  cuando lleva o creemos que puede llevar una cierta enseñanza, un apotegma.

          Hay que "recular" para ver mejor. Retroceder, permite detener la noticia para ser consciente, analizarla globalmente e incluso sentir. Analicemos dos acontecimientos:

          1) El fanatismo no es ni creencia, ni progreso.

           Es una actitud irracional en la defensa radical e intolerante de una ideología, una creencia, una cultura, que conduce al odio contra quien no piense, no crea o no pertenezca a la misma. Y cuyas consecuencias, generalmente, sufren los más inocentes. https://youtu.be/yRIMgzqqHd8

           La gente no puede concebir tanto engaño, tanta mentira y tanta mezquindad, ni el por qué esas actitudes, tan irrespetuosas e intransigentes.

           Pero las élites que dirigen el mundo, no  suelen aparecer, pero "conocen la irrefrenable tendencia de la mayoría de las personas hacia los dualismos (bueno y malo, superior e inferior, feo y bonito, a favor o en contra...) y han aprendido a generar y consolidar una percepción dualista del mundo (banderas y bandos ideológicos o de cualquier otra naturaleza, patrias y fronteras, blancos y negros; cristianos y musulmanes, falsas dicotomías, estúpidas rivalidades y confrontaciones...) posicionándose a la vez en ambos extremos para salir ganando siempre del enfrentamiento. Por lo tanto les interesa todo lo que sea dividir y tenga gancho suficiente como para que la gente se coloque voluntariamente en alguno de los polos de la disputa...no importa el coste humano, que esto tenga, en el que puedan rentabilizar el conflicto en beneficio propio" (E. Carrillo, Consciencia).

           El pasado 21 de abril, Domingo de Resurrección, se produjeron una serie de atentados contra varias iglesias cristianas y algunos hoteles, en Sri Lanka. La masacre, provocó más de 250 fallecidos, muchos de ellos niños, (22 niños murieron solo en la iglesia de Sión)  en la  que habían sido preparados para recibir los sacramentos, en  la más importante celebración cristiana.

          Alguien comentaba que, momentos antes de la explosión, el profesor de la escuela dominical preguntó a estos niños si estaban dispuestos a morir por Cristo. Todos levantaron sus manos. ¿Casualidades?
           El antropólogo francés  Claude Lévi-Strauss decía que: "el colmo del absurdo es creer que hemos conseguido un gran progreso espiritual porque en vez de comernos a nuestros semejantes, preferimos mutilarlos física y moralmente".  O simplemente, eliminarlos, aunque el fanático se tenga que inmolar. Según el portavoz gubernamental, los ataques fueron cometidos por al menos nueve suicidas que se inmolaron con explosivos matando a centenares de personas.

           Por las cámaras de vigilancia, se pueden seguir algunos de los movimientos preparativos desde las 2 de la madrugada, hasta la ahora de los atentados.
https://youtu.be/bbGEC2qeuTM

         En esa reacción, unos  decían: hay una guerra extremista islamista contra los cristianos de todo el mundo; tenemos que unirnos y combatir el radicalismo islamista.  Otros, se constata una persecución sistemática de cristianos, de sus símbolos e imágenes.  En algunos lugares se ha derogado el delito contra los sentimientos religiosos, con lo que, sin respeto, pueden burlarse de ellos sin temor a ser castigados. Ha habido iglesias quemadas con los fieles dentro. En Siria se ha crucificado a algunos cristianos por negarse a convertirse al islam.

          Los corresponsales de algunos medios, que cubrieron la masacre de Ceilán, no distinguieron a pacíficos turistas (entre ellos 2 españoles) ni creyentes ilusionados en una celebración religiosa. Para el periodista de (ABC), solo extremistas y acción-reacción. Después de haber estado "cubriendo las dos masacres sobre el terreno y en ambas ha visto lo mismo: radicales que mataban en nombre de una raza o religión y víctimas rotas por el dolor y la incomprensión. Si le cambiamos las palabras al manifiesto supremacista del australiano Brenton Tarrant, quien mató a tiros a medio centenar de musulmanes en las mezquitas neozelandesas, lo que dice es lo mismo que el clérigo radical Mohamed Zahran Hashim en su vídeo reivindicando en nombre del Daesh los ataques suicidas contra las iglesias ceilanesas, que se cobraron más de 250 vidas". Y más de 500 heridos.
https://youtu.be/YwGt6-DQIos

        Los comentarios de los medios en los días posteriores al atentado, se posicionaron, como se esperaba, en el dualismo musulmanes -cristianos.  Se informa de lo que se quiere, no de todo. Lo de Nigeria apenas ha trascendido. Las élites (antes citadas), son especialistas en la manipulación de los medios de comunicación y en intentar provocar una cadena de represalias que siga retroalimentándose y desate el odio global. Las Redes Sociales eran ondas expansivas, de un extremo al otro. ¿De verdad era eso? La acción criminal, de un perturbado ¿representa a un colectivo, religioso o social? ¿Quién envenena el corazón?    

          2) Asia Bibi: una víctima y un ejemplo.

       Los lectores saben algo de la "denuncia falsa", en el caso de los varones a quienes encarcelan -por la simple denuncia-, la repercusión en sus hijos a quienes no pueden acercarse o les impiden verles. Les privan de su cariño, -la condena más injusta y penosa-.

       Pues bien, Asia Bibi es, la víctima más célebre de la llamada "ley musulmana de la blasfemia". Por ese supuesto delito de blasfemia, fue encarcelada y en 2010 fue condenada a muerte, en Pakistán, por una denuncia falsa. ¿Alguna feminista europea movió por esta mujer un dedo o enarboló una pancarta en su defensa?

       Ella, de familia pobre, con 2 hijas, a 40 kilómetros de Lahore, decidió ir a trabajar al campo, para ayudar a su familia. Un día, tras una jornada agotadora, "bebió agua de la misma vasija que sus compañeras musulmanas, algo que los cristianos tienen prohibido en la ley islámica. Como reparación, sus amigas pidieron a Asia que se convirtiera al islam, algo que ella rechazó de plano. Las musulmanas narraron lo sucedido en el pueblo, y el imán, esposo de una de las jornaleras, denunció ante las autoridades a la cristiana por "insultos al profeta Mahoma".

       Una cosa es beber agua, que era cierto, pero no el supuesto insulto por blasfemia. ¡Denuncia falsa y sin  pruebas! Pero el fanatismo es terrible. El delito de "blasfemia" está castigado con la pena de horca.

        El gobernador musulmán de Punjab, SalmanTaseer, salió en su defensa, y el ministro de Minorías, único miembro cristiano del gobierno paquistaní, también salió en su defensa, y... fueron asesinados por fanáticos islamistas.

     Por falta de pruebas contra la acusada, el Supremo dictó sentencia absolutoria contra ella, pero los líderes islamistas y los exaltados fundamentalistas siguieron pidiendo  que Asia fuera colgada. Por ello, Asia Bibi,  mientras se decidía el Recurso entre la horca o la absolución, siguió en la cárcel. Ha pasado allí casi 9 años.

      Gracias a una funcionaria cristiana, aprendió a leer. Pasó momentos  muy duros en la cárcel, tanto por las condiciones, como por la debilidad física y el alejamiento de sus familia. Si bien, quienes la podían visitar, dicen que tenía paz y siempre estuvo dispuesta a dar la vida, por su fe.

      Durante ese tiempo ha sido un icono de la lucha por la libertad religiosa y, en gran medida también de la persecución de los cristianos, que no ha cesado.

       Algunas organizaciones humanitarias y cristianas como CitizenGO y MasLibres.org, en contacto con su marido y sus hijas, movieron instancias diplomáticas a todos los niveles, para presionar al gobierno paquistaní para su liberación. Protagonizaron concentraciones ante las Embajadas de Pakistán. Y, para difundir su caso, como mujer injustamente denunciada y condenada, invitaron a su familia a diversos países  y medios europeos y americanos.

      Pero, incluso la libertad es un riesgo, donde los derechos fundamentales están en entredicho. Había que encontrar un país dispuesto a acogerla, pues dejarla en libertad en un clima de tanta excitación fanática, era un riesgo para su vida y la de su familia, como sucedió con el gobernador y el Ministro de las Minorías, que intentaron defenderla.

      Finalmente, las gestiones fueron eficaces y Canadá ofreció asilo a su marido, sus hijas y su abogado Joseph Nadaeem , "que estuvo cuidando de la familia desde la condena a muerte y  que también había recibido amenazas de muerte". La prudencia de unos y otros, impuso silencio.

      Por eso, cuando la respuesta absolutoria de blasfemia llegó el pasado mes de octubre, el gobierno de Paquistán tenía que dar pasos con cautela. Según ha podido saberse: primero, en el mes de enero el Supremo paquistaní rechazó la apelación contra su absolución; después, "el Gobierno ha dicho que tuvieron que gestionar algunos asuntos internos con los partidos religiosos y otras partes, así que le tomó bastante tiempo abandonar el país". Hay que tener en cuenta, que cuando transcendió la respuesta absolutoria del Supremo, en noviembre, las protestas de los islamistas radicales, crearon un caos durante tres días en varias ciudades del país.

      Felizmente, el 8 de mayo 2019, Asia Bibi, con casi  50 años, ya está en Canadá. La CNN difundió la noticia de su liberación. Una persona cercana al Ministerio de Exteriores añadía: "Asia Bibi ha salido del país. Es una persona libre y viaja por voluntad propia".

       Desde España, I. Arsuaga, una de las personas que más se implicó en su liberación, concluía:  "La salida de Asia Bibi de Pakistán nos anima a seguir trabajando por la libertad religiosa y los derechos fundamentales de los cristianos perseguidos, que sigue siendo el grupo religioso del mundo más acosado por los radicales".

        3) Lo que en los hechos, tomando distancia, puedo resaltar.

       Es la verdad la que nos hace libres y da sentido a la vida. Como dije al principio, cuando uno no se rinde, todo ayuda para vencer. Triunfamos sobre nosotros mismos cuando somos conscientes de que somos seres libres, estemos donde estemos sin caer en juicios,  ni odios,  ni venganzas, ni  extremismos.

       Aprender a convivir, respetar a los demás y su evolución, descubrir lo que somos y desarrollar nuestras capacidades para transformarnos y transformar el mundo, es tarea de todos y está al alcance de todos. Todos tenemos derecho a estar aquí.

        Nadie es más que nadie, pero tampoco menos. El Universo y el Mundo, los seres vivos de cualquier especie, también la humana, en sus distintas dimensiones, tienen que potenciar  lo que les une.

        Defender a quien es injustamente atacado está bien. No tener que defenderlo sería mejor.

        Creyentes y no creyentes (o ateos) tienen  mucho en común. Potenciar lo humano, puede abarcar toda la vida. Las creencias de quienes creen, no pueden ser motivo de confrontación, porque es un "contradiós"; seguro que en la espiritualidad  y en el silencio,  se pueden superar las diferencias, sin demasiados mediadores.

        El pasado 25 de febrero de este año 2019, se firmó un pacto religioso histórico en Medio Oriente, concretamente en Abu Dabhi, de más de 150 líderes de todas las religiones de casi todas las razas, para instaurar  una forma de encuentro religioso global. Tal vez no sea más que un espacio de mínimos. Aunque haya sido criticado, es un paso. Ojalá se den más. Si Dios es uno y está en todos, ¿por qué dividirle y dividirnos para invocarle?

       Aunque parezca una contradicción, la vida no termina con la muerte, pero la muerte sí termina con la vida humana.

       Y finalmente, conviene recordar que según todas las tradiciones religiosas: existe el karma; "una energía trascendente que se genera a partir de los actos de las personas. Es conocido como un espíritu de justicia y/o equilibrio".

       Estamos aquí para recordar y ayudar, no para  buscar o eliminar posibles enemigos.

José Manuel Belmonte

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ   11-05-2019
EL HERALDO DEL HENARES   12-05-2019

CIVICA  16-05-2019

viernes, 3 de mayo de 2019

La madre y el niño: ¡amores que duelen!

         En España,  el día 5 se celebra el día de la madre. Voy a hablar de ellas, como lo vengo haciendo cada año. Si el amor habla todas las lenguas, debe hablar también el de los sentimientos más diversos. Amor y dolor, no son opuestos. Aparentemente contrarios son mutuamente esclarecedores, de principio a fin.

        Al escribir, mi sensibilidad está marcada por dos extremos: 1) El título "Amores que duelen", lo tomo de la recreación de casos reales de violencia de género que viene emitiendo Telecinco, y está en su 3ª temporada, según me dicen.  Y 2) por las palabras de un niño de 6 años que me han hecho pensar y me han emocionado.

        El amor y el dolor nos acompañan desde la intimidad de nuestro ser y se manifiesta cuando amamos. Cuanto más demos y entreguemos de nosotros mismos, más felices seremos y más tendremos, aunque parezca mentira o una paradoja.  Darlo todo al ser querido, hasta dar la vida, tiene su grandeza. Como en las madres.     

        Dar a luz es un doloroso gozo, inigualable. Entregar un hijo en adopción, por las razones que sean, puede  ser un acto inmenso de amor y de dolor, hacia ese bebé. Abrir el núcleo familiar para acoger y sacar adelante a bebés abandonados o desahuciados, o simplemente adoptados, revela un corazón capaz de dar amor y de sufrir cuando se van. Tengo la suerte de conocer a Teresita, una super-mamá que ha tenido 4 hijos biológicos y ha adoptado temporalmente a 14 más. Al nacer no siempre vienen en las mejores condiciones.  Me decía: el último, "ha cumplido ya 2 años, aunque va muy lento su proceso".

                        Ser "madre" es un amor doloroso.

      En general, es un acto de donación grandiosa y creativa, doloroso y vital. Gratificante y lleno de generosidad, pero no exento de riesgo. La vida que hemos recibido, es siempre de agradecer por todo hijo. No es que haga falta un día especial, para demostrarlo, porque una madre siempre es madre y un hijo lo será siempre, lo sepa o no.

      El parto natural es doloroso, sin ser el dolor constante. Los picos de dolor se alternan con pausas de ausencia de sufrimiento, que el cuerpo aprovecha para segregar sustancias que inhiben en parte el dolor de dar a luz.

      Las madres, desde que el mundo es mundo, durante el parto, tienen una resistencia especial al dolor. La ciencia ha encontrado sustancias endógenas, segregadas por el cuerpo, que son moduladoras de los picos de dolor y la sensación de bienestar, orgasmo, como opiáceos o analgésicos. Esas sustancias químicas producidas por el cuerpo humano -especialmente en el cerebro- inhiben de forma natural gran parte del dolor, y/o lo preparan para superar otro "pico" hasta que el parto concluya.

         El dolor existe, no hay que negarlo, existen unidades para medirlo. "Se sabe que el cuerpo en sí solo puede soportar 45 unidades de dolor, debido a que no está acostumbrado en condiciones normales a resistir más de eso... Sin embargo en el momento del parto, una mujer llega a soportar mucho dolor, es decir, se calcula que puede resistir 57 unidades de dolor, lo que si lo traducimos en algo que pudiéramos considerar para punto de comparación, sería lo equivalente al dolor de 20 huesos rotos al mismo tiempo".

       Y sin embargo, el amor de una madre por su hijo es mucho más fuerte que el dolor. El dolor es real, aunque el organismo segregue naturalmente sustancias que lo alivien, pero el amor solo puede crecer e iluminar. La madre, al ver a su hijo, podrá olvidar el dolor del parto, pero su amor, con la alegría, está preparado para crecer. Lo que dolía es pasado y, el ahora es susceptible de ser embellecido por el gozo presente. Es que, como dice la mamá Anne Lamott: "hay lugares en el corazón que no descubres hasta que amas a un niño".

              El niño, la nueva vida, tiene una misión personal, familiar y social.

      Se olvida con demasiada frecuencia. Ese ser humano, es un espíritu, que decide encarnarse en el acto de amor en que ellos se entregan. Desde su propio ser, en el momento de su concepción en el vientre materno, puede ayudar a la madre y viene para llevar a plenitud a los progenitores y  experienciar en un cuerpo concreto lo que necesite para desarrollarse y ser feliz.

       El hijo, es el gran olvidado de la sociedad y, a veces, tiene que hacerse presente y denunciar.  Sí, denunciar el maltrato y la violencia machista; pero también, su derecho a estar aquí.

       Pese a las campañas feministas y la machacona insistencia de los medios de comunicación, -aunque "una muerte" ya es demasiado -, nadie tiene derecho a quitar la vida nadie. España es el país europeo con menor caso de violencia de género.

      Bienvenidos, pues, los testimonios de las propias víctimas y de las personas -familiares o no-que han ayudado a esas mujeres a superar esa violencia machista. Y, bienvenidas las reproducciones que los medios hacen de esos casos. El machismo es una lacra social, no pretendo minimizarlo en absoluto.

       Sin embargo quiero hacer dos puntualizaciones:

      1) El mayor número de víctimas se produce, no entre las mujeres, ni entre las madres, se produce entre los niños concebidos y en el vientre materno. En España, cerca de 300 diariamente. ¡Diariamente! Aunque el dato estremece, no se comenta, no se les pone cara, aunque la tienen, no sale en los medios, y el hecho se justifica con dos supuestos derechos: "el derecho a decidir" y "el derecho a hacer con su cuerpo lo que quieran". Ninguno de los dos "supuestos derechos" puede justificar la violencia de quitar la vida a un inocente, que es físicamente distinto de su madre, aunque momentáneamente esté en su vientre. Que algo sea legal, no implica que sea ético. ¿Tiene alguien duda de que esos supuestos duelen? https://youtu.be/39rf298ktQ8

      2) Debido a la presión feminista, y al amparo de las instituciones, muchos jueces pasan de impartir justicia cuando una mujer denuncia falsamente a un hombre por maltrato. Incluso los miembros del ejecutivo dicen que a la mujer hay que creerla, sí o sí. Resulta que en muchos casos el  hombre o padre acusado, primero se le arresta, segundo, puede pasar mucho tiempo sin ver a su(s) hijo(s), e incluso después de que un tribunal le haya absuelto y declarado inocente... ¡para no traumatizarlos! 

           
Con esa denuncia injusta se les ha quitado la custodia sobre sus propios hijos y se les arrebata el derecho al amor hacia ellos y de ellos. Esa manipulación, convierte al padre en víctima, pero también a los niños. ¿Cómo se llama a esa violencia? ¿Cómo se repara esa violación de los derechos de los inocentes? No poder ver a sus hijos, no poder expresarles su cariño, ¿no  duele?
               

                                                     
            "Más vale la vida que unos regalos".

           La frase  es de Jonas, un niño de 5 ó 6 años, que debería estar esculpida a la entrada de cada hogar. Es una experiencia vital o corazonada, de un niño asustado, que escapó montaña arriba, para salvar su vida y ayudar a su mamá o al contrario, o ambas a la vez. Tuvo que andar por un terreno escalopado y desconocido, durante varias horas.

           Cuenta, la primera persona que lo vio subir, que "El niño venía agobiado mirando hacia atrás y asustado". Cuando pudo expresarse en su idioma, -era alemán-, reveló algo que alertó a las autoridades. Al parecer el padre les dijo que tenía para ellos unos regalos de Pascua en una cueva. Se llevó de excursión a su madre y sus dos niños, hacia la cueva. Allí, los ojos inocentes de Jonas, vieron que su padre golpeaba con violencia a su madre. Aterrorizado huyó, no solo para escapar sino sobre todo para pedir ayuda.

https://youtu.be/t5rD8cGo-Pc  

           Al alejarse, probablemente no pudo presenciar la muerte de su madre Shylvia y de su hermano  mayor, presuntamente, a manos de su padre Thomas Handrick  (43 años), en una cueva del municipio de Adeje, al sur de la isla de Tenerife (España). Su corazón intuyó el peligro, el dolor, el miedo y la gravedad de la situación.

          En ese contexto, Annelies, la señora holandesa que se ofreció para hablar en alemán con Jonas, cuenta que cuando el niño se calmó, hizo "una reflexión que la dejó helada:"Más vale vivir que los regalos de Pascua! ¡Me llegó al alma!".    

          Cuenta, también Annelies, que por la tarde Jonas (que solo hablaba alemán) jugaba con su nieto (que solo habla español) y se entendía muy bien. Ella, en un momento le dio a Jonas dos golosinas.  Dice que el niño le sonrió y dijo: "una para mí y la otra la guardo para mi hermano".

           Hoy, cuando escribo estas líneas, el niño ya está en Alemania, con los abuelos maternos. El pequeño, tendrá que rehacer su vida. Seguro que aunque lo tenga todo, pensará en su hermano a quien nunca podrá entregar la golosina que guardaba para él. Y, sobre todo, echará de menos a su madre.

         Al celebrar el día de la madre, que alguien piense en estos niños. También en  las madres a quienes sus maridos -por venganza- les arrebataron a sus hijos.  ¡Son amores que duelen!

          La venganza, no suele enroscarse en el corazón de los animales. Tal vez por eso,  Leonardo da Vinci dijo en su día que "el hombre es el rey de las bestias, porque su brutalidad las supera". ¿Solo el varón?

José Manuel Belmonte  

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ  03-05-2019

EL HERAALDO DEL HENARES 04-05-2019
https://www.elheraldodelhenares.com/op/la-madre-y-el-nino-amores-que-duelen/

CIVICA  13-05-2019

miércoles, 24 de abril de 2019

¿Debate? ¿Qué debate?


            Debate  teóricamente es una discusión en la que varias personas exponen sus diferentes puntos de  vista sobre un tema que puede interesar.

            En  España, sobre lo que interesa a los ciudadanos, no hay debate. No hay debate porque no interesa; lo que interesa a la sociedad, no interesa a los políticos ni a los medios, -ni públicos ni privados-, que de ellos viven.

           En España los pueblos se vacían y se cierran, pero llegan millones de personas  jóvenes y sanas, las meten en ciudades, sin trabajo y sin medios pero... con todos los derechos. Y...sobre ellos y su futuro, no hay debate.

           En España, se vacían de sucursales bancarias los pueblos y ciudades, mientras los políticos  callan. Ellos se apresuraron a "darles" miles de millones (y nada han devuelto), pero de eso no hay debate. Tan solo en Castilla-León 1.777 municipios no tienen ya ninguna.

          Un año y medio después del 1-O, salen 4 empresas cada día de Cataluña, pero eso no exige un debate. El debate sobre la libertad, la tolerancia, el trabajo, la educación, la lengua y la convivencia, ¿no interesa?. Según los medios y quienes deciden, lo que interesa a España... son "los pactos". Lo que nadie aclara.

        En España, el tema del agua, el de la educación y la sanidad, siendo claves porque interesan y preocupan a todos, sigue sin resolverse.  Sobre esto sí hay debate, pero...¡en la calle! 

      Y también está en la calle, la preocupación por el medio ambiente. Dice el naturista Joaquín Araujo, que es "la mayor equivocación en la historia de nuestra especie". ¿Qué grupo, político, qué medio, ha incluido en su programa un debate, una dotación presupuestaria y una acción decidida para concienciar y mejorar el medio ambiente y revertir la contaminación y el cambio climático?

        Hay un debate inacabado en la sociedad que es el de "la vida", al que ahora quieren añadir, "la muerte digna", y "las enfermedades raras". Hay mucha confusión, al hablar de derechos. Ni el Constitucional ha entrado en el debate. Tal vez, "si enseñamos a los niños a aceptar la diversidad como algo normal, no será necesario hablar de derechos, ni de inclusión, sino de convivencia".

        En España, el paro (juvenil sobre todo), la creación de empleo, la garantía de las pensiones, siguen, legislatura tras legislatura sin ser abordados con criterio, por los representantes del pueblo. Hace ya tiempo que, la Directora gerente del Fondo Monetario Internacional, dijo que "había que hacer algo ya". Pero, ahora, sin debate, hacen sus "promesas"  en sus cartas, los partidos.

        En el siglo XXI, después de la experiencia vivida de las autonomías, ¿no ha llegado la hora de cortar de raíz la corrupción? ¿Debate?

        Parece que no, ya que, copio textualmente: "para estas elecciones de abril, el programa de los que quieren romper con el consenso constitucional defiende el federalismo asimétrico que solo beneficia a las regiones más ricas y segregadores; ampara un supuesto e inexistente derecho a decidir; apuesta por la subordinación de los derechos de las personas en favor de los supuestos derechos de los territorios; promueve la sumisión total del Estado a las comunidades autónomas, a las que, de facto, las convierte en Estados paralelos; propugna el control total y absoluto de los medios de comunicación y coarta la libertad de expresión y las relaciones sociales al más puro estilo totalitario orwelliano, con fortísimas multas administrativas a quienes se muestren políticamente incorrectos en asuntos como la memoria histórica, la ideología de género, el animalismo, la inmigración…" 

       Existen leyes universales, -reconocidas o no- que dicen que nadie, ni personal, ni familiar, ni socialmente, recoge lo que no ha sembrado. O...tal vez, lo estamos viendo y recogiendo, en sentido negativo: adoctrinamiento, violencia, odio, intolerancia, vandalismo, okupación, etc.. Por eso, un minuto de silencio debería servir para apoyar un gran debate sobre la convivencia. ¿No sería éticamente necesario y hasta urgente?

         ¿Estamos equivocados o falta educación? Veamos lo que en  su día reafirmaba el escritor...

















   










    Y sin embargo, por unas razones o por otras, tanto los políticos como los medios, llevan ya tiempo hablando de debates. ¿Quién debate? ¡Los políticos! Un debate ¿por o para "los indecisos"? ¿Es lo que necesita España o es otra pantomima más?

       Recordemos que una pantomima, según el diccionario, es: "Engaño o fingimiento para ocultar una cosa"; "Representación teatral en la que los actores no se expresan con palabras, sino únicamente con gestos". ¿Por los indecisos? ¿Los hay?

         Muchos periodistas, políticos y programadores de campaña, abusan del concepto "indecisos", porque les interesa. Pero no deja de ser un "conjunto vacío", incuantificable, o inexistente. Es decir, una muletilla para decir que piensan en los ciudadanos, cuando en realidad, es  "un engaño para tapar sus carencias".

         Fernando Ónega, se preguntaba por qué en la última semana, antes de las elecciones generales, hay tantos supuestos indecisos. Y respondía: "Que haya tantos indecisos dice algo de la mala calidad de los líderes"; tal vez se explicaba, porque todos los partidos "dan algo de miedo".

         ¿O asoman demasiado los egos y por eso no convencen?

        Por si no lo supieran por las encuestas, (que lo saben, incluso por las manipuladas), cada votante recibe la carta de cada uno de los partidos en su casa, en la que siguen prometiendo ilusión, progreso y paz.

        Hay incluso, trabajos universitarios que hablan del "Análisis del comportamiento de los indecisos en los procesos electorales". Pero todos sabemos que la decisión del voto, como la paz, empieza en uno mismo y va de dentro afuera. No al revés. Se vota con la voluntad y con el deseo de contribuir y construir la paz o el futuro en paz.

        El votante, es un ser adulto, y no debería ser manipulable desde fuera, porque también piensa en el futuro con igualdad de oportunidades para todos. En ese sentido se pueden preguntar si es razonable meter su voto sobre un polvorín.

         La democracia, de todos modos, depende más de los convencidos que de los indecisos. Las elecciones deben servir para procurar el bien de todos, desterrar los miedos y, buscar la estabilidad que permita la paz y el progreso de este país: España.

          Quienes pueden debatir deberían ofrecer ideas y programas, más que confrontación entre egos, colores políticos, imposiciones ideologías o exclusiones. 

          Y... que se cambie  la fórmula electoral de asignación de escaños. Porque según muchos entendidos: "vivimos en una herida electoral perpetua".

         La llamada Ley D'Hondt, sistema utilizado en España desde la Transición, se hizo para apoyar y defender a los grandes partidos.  Cierto que proporciona una sobrerrepresentación a las provincias más pequeñas, pero ofrece demasiados escaños a partidos que solo se presentan en sus autonomías. De este modo, los nacionalistas, siempre obtienen más escaños, con menor número de votos, que los pequeños partidos que se presentan a nivel nacional.

        Ello, se traduce por un lado, en una discriminación de los votantes y, por otro, aún con más número de votos, les impide actuar como partido bisagra, puesto que ese papel lo ocupan, los nacionalistas. De ese modo se protegía al PP y PSOE, y se contentaba a los nacionalistas, con quien en los pactos, siempre salían beneficiados.

       ¿Es mucho pedir que se cambie esta fórmula, por respeto a los votantes? ¡Gracias!

NOTA:
           1.- Esta Ley electoral, se hizo para proteger a los grandes partidos y sus coaliciones, a pesar de ser injusta. Está vigente. Con mayorías absolutas, "los de arriba" no pudieron o no quisieron cambiarla. Y...como se sienten cómodos, van a seguir defendiéndola, porque lleva 40 años de vigencia.
          2.- La Encuesta Electoral de Tezanos, basada en esta Ley, tiene sentido, aunque no guste.
        3.- Con ella, se producirá algunos trasvases de votos, pero partidos pequeños con un importante número de votos en todo el territorio, como UPYD, -pero como lo que cuenta es el número de escaños-, han pasado a ser casi irrelevantes.
      4.- Cambiar esa Ley interesa al pueblo, en general. Muchos votantes son cada vez más conscientes de que esa situación debería cambiar por la injusticia que encierra.
          Pero los grandes partidos la utilizan porque les favorece y se encargan de recordarlo con sus apelaciones al "voto útil". Así que votar a opciones minoritarias en muchas circunscripciones tiene escasa o nula repercusión en los resultados, si no es masivo. Un partido que tiene repartidos sus votos en muchas circunscripciones (partido nacional) puede obtener menos escaños, que un partido con mucho apoyo en una sola provincia, como los partidos nacionalistas. Estos y sus coaliciones en esas pocas circunscripciones son muy rentables en escaños, futuros pactos y las consiguientes repercusiones económicas.
         Si no se produce una masiva iniciativa legislativa popular para que se cambie, políticamente cambiarán muy pocas cosas, porque los partidos grandes y los nacionalistas, tienen el poder, ya que suman la mayoría de escaños.

          Los milagros existen, pero las leyes humanas no cambian solas.   


José Manuel Belmonte.