sábado, 16 de marzo de 2019

El apagón y las llamas.

   
       El apagón venezolano es real, pero es sintomático e indignante. El jueves 7  de marzo, un apagón masivo dejaba sin luz gran parte del país. Durante varios días, siguió sin normalizarse.   

          El apagón lo padece la gente, y deja sin luz donde más se necesita...en los hospitales. Médicos, farmacéuticos y enfermos se han visto desbordados. 

 Según la gente, el 80% de los equipos médicos están inoperativos. La muerte, con ser terrible, no es lo peor. El apagón es la imagen de la descomposición de una nación. El desabastecimiento no es de ahora, ni es solo energético.

   La calle es un lugar donde la agente pelea por su supervivencia o por un lugar donde morir. Se puede ver desde cualquier lugar del mundo. La imagen de una madre caminando con su hija muerta, por falta de servicio eléctrico es desgarradora. La hija que sostiene, tenía 19 años, y pesaba... 10 kilos. "La policía me dejó en la puerta y la doctora me dice que no pueden atenderla, porque no hay nada".  Algo que avergüenza al mundo, pero no conmueve a los políticos.
https://youtu.be/RDPS0P83VCA

        No es  que no haya luz. Es que no hay ni agua, ni alimentos, ni medicinas.  Ni nada de nada. Hay apagón y muerte. Pero la muerte tampoco es paz. No hay paz ni en los cementerios. Allí continua el horror. "Hubo un tiempo en que dentro de los cementerios de Caracas podías enterrar en paz a los muertos. Actualmente, no: si evitas jugártela, lo más prudente es que salgas por pies del camposanto y abandones el ataúd de tu ser querido a su suerte...Que alguien se lleve los zapatos, la ropa o, en cualquier caso, descuartice el cadáver para sacar provecho de sus huesos en el mercado negro y creciente de la santería… "Lo único democrático que existe en Venezuela hoy es el hambre y la muerte" Escritora venezolana Karina Sainz Borgo.     

        ¿Puede sorprender que si las cosas son así, algún exiliado se haya traído a España, algún ser querido para que pueda descansar aquí en paz?

       "La tierra de oportunidades que fue durante años punta de lanza del desarrollo de América Latina, hoy vive la peor crisis humanitaria de sus 200 años de historia republicana"

        Las autoridades  políticas  han hablado de sabotaje o ciber ataque. Pero la Asociación Venezolana de Energía, ha reconocido que fue un  simple incendio por la maleza muy alta, lo que destruyó las líneas de transmisión de la principal hidroeléctrica. Los sucesivos apagones han sido el resultado de la inestabilidad y la fragilidad del sistema eléctrico y el deterioro de la estructura existente, según el ingeniero W. Cabas.

         Por supuesto se suspendieron las clases, y los trabajos de los funcionarios públicos,  por lo menos hasta el miércoles hasta el 13 ó 14. Pero todo fue a peor.       
https://youtu.be/oIa6AJKXlSI
           Sin energía,  se pierden los alimentos que necesitan conservarse en frigoríficos. No hay teléfono, ni Internet. Afectó al aeropuerto de Maiquetía. Ni se podía volar ni siquiera hacer reclamaciones.

          Tal vez Venezuela necesitaba más electricistas que  mediadores.

         Cierto que Guaidó  ha declarado el estado de emergencia o de alarma.  Pero tal vez nadie esperaba que la situación se prolongara más de un día o dos.

          1.- De la oscuridad al saqueo, con impunidad, solo hay un paso.

           El mega-apagón se prolongaba. En las principales ciudades reinaba el caos. Al amparo de la necesidad y el apagón han proliferado los asaltos y saqueos,  a supermercados, panaderías, centros comerciales, farmacias, y almacenes. La desesperación y el vandalismo han desvalijado lo que encontraban, incluso los camiones cargados de  bebidas. Muchas contando la impunidad policial.
https://youtu.be/ZhxrUVVbfBo

El caso es que sin contar aún con un balance general de la situación, se habla de unas pérdidas millonarias, en dólares.

         2.- Apagón humanitario de la Humanidad entera.

         Y mientras, Maduro enviando petróleo a Cuba. Como siempre. ¡100.000 barriles de petróleo al día! ¡Pura normalidad!  Pero  el régimen,  impide que llegue o sabotea en la misma frontera, la ayuda humanitaria. ¿Hasta cuándo? 

          Lo más terrible, visto desde fuera, es el apagón humanitario de las naciones del entorno y de Naciones Unidas. Ni la ONU, ni las naciones  libres y amigas, han hecho casi nada. Venezuela lleva tiempo sufriendo un apagón de humanidad, de la Sociedad Internacional. No es ceguera, porque cualquiera puede verlo. Es cobardía, y falta de sensibilidad para atajar el problema.

         La Conferencia Mundial de la Crisis Humanitaria en Venezuela,  que ha tenido lugar  este jueves en la sede de la OEA,  se inició con un duro video que resaltó la necesidad de la ayuda internacional para paliar la situación que viven sus ciudadanos.

         El miedo político ha sido y es mucho más fuerte que el grito de dolor de millones de venezolanos. ¿Cuándo se va a comprender que los ciudadanos de un país, son primero seres humanos y no se les puede ni olvidar ni abandonar? En Venezuela, en Haití, en  Sudán del Sur, en Yemen, o en cualquier lugar del Planeta, están muriendo millones de personas, como usted o como yo.
https://youtu.be/6CX_z7Azmpk

         Venezuela padece la mayor Crisis Humanitaria en 200 años. 
       Además se están produciendo "crímenes de lesa humanidad". La exfiscal del Estado, Luisa Ortega, exiliada en Colombia, ha hecho pública alguna fotografía, enviada a la Corte Penal Internacional de La Haya con el informe "que certifica la ejecución de un grupo de venezolanos a manos de funcionarios y paramilitares, y añade: "La evidencia no deja ninguna duda que lo ocurrido con Óscar Pérez y su grupo es un crimen de lesa humanidad".

         La sociedad civil, o los ciudadanos de a pie en el bar, se preguntan ¿cuántas muertes más, cuanta hambre y desesperación será necesario poner sobre la mesa para que el Mundo despierte y actúe?      
    
        3.- ¿Debe primar la neutralidad o el rescate a las personas?

        No nos engañemos: los derechos humanos y el orden internacional, no son antagónicos.

         El respeto a la neutralidad y la no injerencia ante conflictos armados, como pudo ser el caso de España, durante la Segunda Guerra Mundial no se puede alegar  en el caso de Venezuela. No hay dos estados diferentes en armas y apoyar a uno, sería violar el principio o el estatus de neutralidad.

        Se trata de un país donde se están cometiendo "crímenes de lesa humanidad" por la dictadura chavista dominante, sin estar en guerra. Cuando los caminos de la mediación y de los avisos internacionales no surten efecto, o se sigue mirando hacia otra parte. o se actúa.

          "Quienes hoy usurpan el poder despilfarraron y saquearon al país durante 20 años dejando una huella de crisis y miseria", denunció la oposición. "El mundo no puede ser indiferente".
          Estamos ante un nuevo clima internacional que descansa sobre el reconocimiento y defensa de los derechos del hombre y no del Estado. Como en su día afirmaba el Profesor G. Peces Barba: "la lucha por la paz pasa por la necesaria internacionalización de los derechos humanos".

        En consecuencia, no se trata de que las naciones se inhiban cuando el ser humano está siendo aniquilado, sino que "lo que realmente importa es mejorar y perfeccionar la tutela de los derechos humanos en el ámbito de la comunidad internacional".

        Se trata de aunar los conceptos de humanidad y de solidaridad; no en las aulas, sino aquí y ahora.
file:///C:/Users/Jos%C3%A9Manuel/Downloads/Dialnet-DeLaIntervencionPorCausasHumanitariasALaResponsabi-4173276.pdf

       Si la ONU, no actúa para defender a los ciudadanos, cuyos derechos humanos están siendo violados, -y primero de ellos es la vida-, al resto de la Comunidad Humana le asiste el derecho a defender la vida de esos humanos oprimidos. Basta de hipocresía y de ceguera con el dictador.

       La exiliada venezolana Sainz Borgo, es muy clara: "Lo que reprocho a la izquierda europea es haber blanqueado hasta hace poco la imagen de quien implantó el régimen, como hicieron con Castro o con Stalin en el siglo XX".
https://elpais.com/cultura/2019/03/04/actualidad/1551718658_761722.html

       Mientras sigan interesadamente diciendo que los venezolanos comen 3 veces al día y tienen de todo, seguirán participando en el "apagón de la humanidad", sin decirle a Maduro que se vaya.

        Elisabeth Kübler Ross psiquiatra y escritora fallecida en 2004, dijo acertadamente: "las personas  son como las vidrieras, deslumbran y brillan cuando sale el sol, pero cuando sobreviene la oscuridad solo se revela su verdadera belleza si hay luz interior".

              4.- El Norte en llamas.         
  
         España política está en llamas. Pero en el Norte geográfico, Asturias, Cantabria y el País Vasco, los pirómanos incendian, queman el paisaje, destruyen el hábitat de muchas especies, arruinan naturaleza. Los cientos de fuegos simultáneos, no dejan lugar a dudas. El año pasado sucedió lo mismo en el noroeste, en Galicia.

         Algo o alguien ha alertado a los jóvenes. Tal vez ¿el 15 M?  Han salido esta semana a defender el Planeta. "Sin Planeta no somos nada", "Nos estáis robando el futuro". ¿A quién se dirigen?

          No se trata de  convertir a cada ciudadano en "vigilante o delator" de los pirómanos. Si los políticos de esas autonomías y/o los gobiernos llevaran una ley al parlamento, para que " los pirómanos",  fueran condenados a una pena permanente revisable, según la cual desde el primer día, después de la sentencia, comenzaran a plantar y reforestar lo destruido, se lo pensarían.

        Hay que valorar lo que tenemos y hacer que lo valoren. Incentivar la educación, el respeto y aprecio por la naturaleza.

        Pasar 3 ó 4 años a la sombra, alimentando con los impuestos de todos, a quien destruye el ecosistema en que vivimos, es una provocación, no una condena proporcional al daño causado.

        Los pirómanos, han puesto en riesgo la vida de bomberos, policías, ejército, de los ciudadanos y sus bienes, además de árboles y especies animales. ¡No se puede jugar con fuego, y encima premiar a quienes destruyen el patrimonio y el futuro del Planeta! ¡No se puede alentar el terrorismo ecológico! ¡Hay que rescatar la ética y la ley para defender el Planeta de todos!


        Y en León, hoy mismo. Lo cuenta  el televisivo Jesús Calleja. "Estaba con mi amigo Yesbil en bici y nos topamos con 6 focos de incendio perfectamente organizado, haría 15 minutos que los prendieron, conseguimos apagarlos y evitar un desastre en este bosque de León": Les ha dicho a los pirómanos: "Sois de los seres más despreciables".

          José Manuel Belmonte

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ 16-3-2019
http://belmontajo.blogspot.com/2019/03/el-apagon-y-las-llamas.html
EL HERALDO DEL HENARES   17-03-2019

https://www.elheraldodelhenares.com/op/el-apagon-y-las-llamas/

sábado, 9 de marzo de 2019

Civilizado ¿como los animales?

Quienes han escrito la historia de las civilizaciones, han sido las personas, es decir quienes ideológicamente, siempre, se han creído o sentido seres superiores, por pertenecer a la especie humana. A las demás especies existentes y los individuos que las integran en el Planeta, apenas se les ha tenido en cuenta, o ha sido únicamente para utilizarlos como parte de la cadena alimentaria.

Por eso desde la antigüedad, el sistema de vida y de creencias, -y la evolución de una y otras, hasta llegar al sistema socioeconómico y tecnológico actual-, el adjetivo "civilizado" nunca se ha pensado que conviniera más que a los "humanos". En consecuencia los hábitos, reglas, leyes y adjetivos han seguido y siguen esas pautas.

"Las personas civilizadas son las que pueden convivir con otras en un medio social de acuerdo a las pautas de comportamiento que esa sociedad establece. Un animal puede considerarse civilizado cuando responde a un proceso de domesticación y actúa de acuerdo a las órdenes de los dueños, ocultando en mayor o menor grado su lado salvaje".
https://www.definicionabc.com/social/civilizado.php


Según eso, los humanos que han escrito la historia, estarían dispuestos a conceder el adjetivo de "civilizados" a los animales, solo cuando ellos les han "domesticado", les "obedecen" y/o "han perdido u ocultado su lado salvaje".

Resulta paradójico que los seres de las distintas especies, nacen libres, se sienten y viven libres, pero los únicos que hayan montado un sistema en defensa de la libertad, sean los humanos. ¿Se sienten amenazados? ¿Son ellos mismos un peligro para los demás y para sí mismos?

No creo que la duda ofenda. Las respuestas a las preguntas, son más bien escasas. Y salvo excepciones, no han sido buscadas, por la sencilla razón de que, quienes deberían buscarlas, están (estamos) entre los "animales racionales" o "civilizados", aunque seamos también animales.

Alguien ha dicho que: "Los peores crímenes siempre nacen de la idea delirante de muy pocos, que muchos otros por cobardía e indiferencia dejan convertirse en realidad. Cuando los malos ganan es porque se lo permiten aquellos que habrían podido pararles los pies y no lo hicieron. Esto no solo es aplicable a las grandes tragedias, sino a la vida cotidiana de las sociedades democráticas desarrolladas en las que las múltiples variedades del rodillo ideológico... cada vez con mayor agresividad, (aplastan) los derechos civiles de los individuos y destruyen lenta pero implacablemente nuestro sistema de defensa de la libertad", (Hermann Tertsch@hermanntertsch).

Ese interés exclusivo y egoísta de los "civilizados" humanos, ¿les ha beneficiado a ellos y a los demás seres que han convivido o conviven en el Planeta? Veamos. La comunidad científica de 184 países ha firmado varios AVISOS A LA HUMANIDAD, para que tome consciencia de la gravedad de la situación en que nos encontramos, generalmente por la acción humana. El primer Aviso se hizo en 1992.

1) Los no humanos, son los primeros amenazados.

Evidentemente, la pregunta que encabezaba el escrito, no es romántica o nostálgica, como alguno pueda imaginar. No es la canción de Roberto Carlos, "Yo quisiera ser civilizado como los animales", que podía ser un himno a la vida y la convivencia de humanos y animales. Es, mucho más profunda. Tiene que ver con la amenaza que sobre ellos (los animales) y sobre nosotros, se cierne, si no tomamos consciencia y ponemos remedio.

No hemos aprendido, que ellos viven, sienten, y dejan vivir, sin juzgar, sin descalificaciones y sin miedos (salvo a la violencia, los ruidos y las explosiones). Respetan y aceptan cada cosa como es y cada día como viene. Por supuesto tienen que alimentarse, pero sin destruir el entorno. Son felices con lo mínimo y quien a ellos se acerca, puede aprender mil cosas. https://youtu.be/OcQ8Cggnqt0


Viven naturalmente en grupos, en manadas o en sociedades. Socializan con individuos de otras especies, pero no son considerados "civilizados". Su mayor peligro no son las bajas que sufren de algún animal que mata para alimentarse, sino los humanos, por su falta de respeto y su avaricia.

Éstos, los "civilizados", con el uso de la inteligencia, de la fuerza y de la tecnología, les han puesto en peligro y les han llevado a situaciones de consecuencias graves, -en muchos casos ya irreversibles-, para los individuos y sus especies. ¿Quién (persona u organismo) y cuándo han defendido sus derechos? Y si últimamente se habla de ellos, ¿es por interés de los "animales" o por el propio interés de los humanos?

En este punto, convendría recordar que la Humanidad mata cada año, para consumir su carne, a un número de 30.000 millones de animales, (solo de bovino, ovino, caprino, porcino, equino, aves y conejos) lo que multiplica por cuatro la propia población humana.

Nos enfrentamos a "una pérdida del 29% en el número de mamíferos, reptiles, anfibios, aves y peces. Algunas especies se están extinguiendo a una tasa 1000 veces mayor de la normal. Tan solo en el análisis de 177 especies de mamíferos, los investigadores hallaron que esos animales han perdido ya al menos 30% de su "espacio" territorial entre 1900 y 2015, y el 40% de esas especies han sufrido pérdidas sustantivas de población. Se está arrasando a la naturaleza de modo acelerado y algunas especies tan icónicas como los elefantes o los osos polares, están en grave riesgo de colapso".

http://belmontajo.blogspot.com.es/2017/12/segundo-aviso-para-salvar-el-planeta.html

Si a ello añadimos, la contaminación y la pérdida de biodiversidad, los incendios y las guerras, cualquiera puede hacer la pregunta en Internet sobre la desaparición de especies. La respuesta que yo he recibido el 7 de marzo 2019 es que se extinguen de150 a 200 especies cada 24 horas. La ONU ya había alertado en 2017, "que eso se consideraba la mayor ola de extinciones desde que desaparecieron los dinosaurios". Por si alguien no lo recuerda: hace unos 65 millones de años.

En todo caso y en general, los sabios están de acuerdo en que los "no civilizados" hacen menos daño que los humanos a la Naturaleza y a su entorno. Puede decirse, pues, que "los no civilizados" son mayoritariamente las víctimas inocentes de la acción humana. Tan solo por eso, ya debería hacer pensar que no es una locura decir que deberíamos ser "civilizados como los animales".

Si además hubiéramos tenido la humildad de acercarnos a ellos y descubrir la riqueza de su alma, su ternura, su fidelidad y sus ganas de jugar y de vivir, tal vez nos hubieran ayudado a descubrir y ser lo que somos. ¡Hay muchas cosas del universo y de nosotros que desconocemos y que los animales pueden ayudar a descubrir, si hubiera disposición de aprender! Sin pretender que sean como el lobo converso, de Rubén Darío, que veía que "todas las criaturas eran mis hermanos: los hermanos hombres, los hermanos bueyes, hermanas estrellas y hermanos gusanos"...

2) Los propios humanos, a veces, ponen en duda que sean "civilizados".

Según la definición de "civilizado", que una persona sea "civilizada" puede indicar, 1) simplemente que "forma parte de una civilización"; 2) que "su manera de actuar es apropiada para la convivencia social".

Pero, como la historia no se puede negar y los hechos son los que son, quienes adjudican ese calificativo a los humanos, se ven obligados a reconocer que: "Una de las situaciones o circunstancias más comunes en las que tal condición de civilizado se puede poner en duda es aquella en la cual las personas realizan diversos actos de violencia irracional contra otros (personas u objetos) con el simple objetivo de destruir o de causar daño". https://www.definicionabc.com/social/civilizado.php.

¿Cuántos "no civilizados" han usado la violencia contra los de su propia especie?

a) La violencia irracional que aún persiste.

Me refiero a la violencia que manifiesta y ejerce contra los seres de su misma especie. Que no se justifica para poder comer, sino "para dominar, destruir y causar daño".

  La historia de la humanidad está plagada de miedos y de guerras, de muertes y de heridos. Tan solo una muestra de esa barbarie cuyos datos están al alcance de cualquiera: Entre 1914 y 1918, la guerra costó la vida a un número indefinido que va de 10 a 31 millones de humanos entre civiles y militares; además de dejar cerca de 18 millones de heridos.

El resultado de la acción devastadora del ser humano, en 6 años y un día que duró la II Guerra Mundial, que termino en 1945, según los historiadores dejó más de 72 millones de muertos; algunos elevan esa cifra hasta 83 millones. Pero además, a ese terrible balance, habría que añadir 65 millones de heridos, de los cuales 35 millones quedaron muy graves y 3 millones de desaparecidos.

Cierto que ese desastre terminó hace 74 años. ¿Fue suficiente para que los humanos inteligentes, aprendieran la lección de ser "civilizados"? ¡En absoluto!

Hubo naciones que no se implicaron directamente en esas contiendas, aunque como España sufrieron antes o después durísimas guerras civiles. En China entre l948-49 que duraron menos de 3 meses, las cifras de bajas, solo en la batalla de Huaihai, más de 500.000 soldados nacionalistas y más de 130.000 comunistas.

Tampoco la tragedia humana se detuvo entonces. Ha habido después guerras en todos los continentes. En algunos persisten. A parte de las personas que han perdido la vida en ellas, ACNUR cifraba el número de desplazados a finales de 2018, en 69.000 millones.

Seguro que alguno se pregunta si de verdad somos ¿"más civilizados" que los animales?

b) La ambición irracional nos ha convertido en deudores y esclavos.

Si a esas cifras, se añaden, los incendios provocados, la tala indiscriminada de árboles que reduce constantemente el pulmón terrestre, la especulación y la ambición de quienes quieren ganar el máximo posible en el menor tiempo posible, está dejando el futuro de la mayoría en manos de unos pocos.

Los jóvenes, los trabajadores y los ancianos, y todos de algún modo, incluso antes de nacer, son propiedad del Estado. Pero es el sector financiero quien gobierna, gracias a la especulación, y la globalización. Los partidos y los gobiernos de cualquier color y de cualquier país, están en manos del mercado financiero.

La natalidad, la superpoblación, el trabajo permanente y el estado del bienestar son una amenaza para ese sistema. El trabajo se precariza. El empresario intenta salir al paso con prejubilaciones. Y el Estado con todo tipo de ayudas incentivadoras o subvenciones.

El dinero físico en circulación es cada vez menor. En general, el dinero no está respaldado por patrones reales de oro, en ningún país. La mayor parte es virtual y "apuntes contables". Se inyecta dinero y se aumenta la deuda, aunque los gobiernos pierdan credibilidad, porque es a los ciudadanos -actuales y futuros-, a quienes se les endosa la deuda sobre la deuda.

El sistema socioeconómico está siendo engullido por un entramado global de especulación, en pocas manos. Muchos no se dan cuenta pero el cambio es tan brutal que se está dando paso a una sociedad de "esclavos integrales". Creen ser felices porque ignoran lo que son, mientras consumen.

Para algunos filósofos y sociólogos, como Zygmunt Bauman les llama también "raza de deudores"

Los más lúcidos, comienzan a inquietarse o están ya desconcertados. El futuro les produce miedo y el presente pesimismo. Esto se puede sentir en un clima de crispación y violencia, tanto en el ámbito social, como en las familias, en la juventud y en diversas formas de bullyng (acoso físico o psicológico)

En este cambio, la sociedad ha ido perdiendo valores. Pero los humanos cada vez recuerdan menos que son, espíritus encarnados. Y sin eso ¿qué les queda?

Los animales, en general, no padecen ese estrés. Son una buena compañía. Su cercanía relaja y da paz. Tal vez debiéramos preguntarnos si no sería bueno que fuéramos "civilizados" como los animales.

Cada vez se está utilizando a los animales como terapia, con resultados muy positivos. ¿Por qué no facilitar la educación, el aprendizaje, la adquisición de habilidades y el descubrimiento de valores que pueden aportar los animales, en la familia y en la escuela?

Si no aprendemos, de forma urgente, y tomamos consciencia, tendremos, como dijo Hawking, que abandonar este Planeta azul.

José Manuel Belmonte
      
PUBLICADO EN

ESPERANDO LA LUZ  9-03-2019
http://belmontajo.blogspot.com/2019/03/civilizado-como-los-animales.html

EL HERALDO DEL HENARES 10-03-2019
https://www.elheraldodelhenares.com/op/civilizado-como-los-animales/

CIVICA 11-03-2019
http://civica.com.es/bioetica/civilizado-los-animales/

sábado, 2 de marzo de 2019

Mora, una más de la familia, se ha ido.


            Este año ha sido febrero un mes extrañamente seco y duro, aquí en la Alcarria. Ayer hubiéramos querido que lloviera, cuando despedimos a Mora. Nuestras lágrimas, -las mías y de todos-, habrían sido lágrimas en la lluvia.                                                     
           El dolor no puede ocultarse, ni taparse. Aunque nada estaba previsto, cuando llegó el momento de su partida era ya muy tarde. Estábamos todos. La noche cubrió a todos con el manto de su sombra y aprovechó para llevársela. No fue magia, sino un momento que marcará para siempre un antes y un después, para Mora y para todos.          
          Ahora solo tenemos el inmenso vacío de su ausencia. Se hace cada vez más grande, a medida que descubrimos, en cada rincón, en cada estancia, en todo lo que tocaba, ahora todo es vacío, porque lo llenaba todo. Tenemos un corazón lleno de huecos que van dejando los seres que nos dieron todo lo mejor, que eran uno de los nuestros y ya no están aquí. Esos huecos, los dejan unas veces las personas, otras los animales. Siempre el amor de unos y otros.                         
            Mora, nuestra preciosa Yorkshire, estuvo resistiendo entre idas, venidas, estancias en la clínica, inyecciones, antibióticos, y mimos, casi 10  días. Javier y Eva,  amigos inseparables de ella y con quienes se entendía y jugaba, habían ido a pasar unos días de descanso a Cantabria.                                                               
            Dicen los entendidos, que cuando alguien se encuentra en trance de partir, suelen esperar hasta que llegue el ser querido, para despedirse.  Mora, ¿les estuvo esperando? ¡Sin duda!                                                                        
          Cuando volvieron los viajeros, aunque tenía en su vena la "vía" y vendajes, al oírlos, saltó y sacó todas sus fuerzas para ir a recibirlos. Se sentaron junto a ella y ya no se separaron hasta el final. Un lametazo de agradecimiento era toda su respuesta, cuando intentaban darle algo en su mano.                                                                             
         La alegría y la emoción, tal vez sin querer, complicaron sus constantes vitales. No se puede querer más a alguien de familia que lo que nosotros la queríamos. Para que nos sintiera, formamos una piña junto a ella, y le trasmitimos la fuerza del cariño para ganar la batalla o para perderla, -porque nadie sabemos si la vida es batalla, y lo que creemos ganar es pérdida o la pérdida  ganancia-.                                 
          Lo cierto es que esa donación conjunta de afecto era al mismo tiempo, desapego total, para no interferir en su camino. La verdad es que ¡te queremos, preciosa! ¡Nos has hecho muy felices! ¡Gracias por todo! Estés donde estés siempre estaremos contigo y ¡volveremos a encontrarnos! Estamos aquí para recordar lo que somos, y tú has sido una gran maestra, con tu naturalidad, tu bondad, alegría, ganas de vivir y de jugar, nos has enseñado que nosotros no podemos ser distintos.                                                     
        Teníamos que asumir que ya nos había dado todo.  No será fácil entenderlo. Nos parecerá imposible poder vivir sin ella. Al dejarla que se fuera, empezaba una nueva etapa para ella, pero sobre todo, para nosotros.                                        
       Nosotros, tendríamos que aprender a vivir sin ella, sin su mirada siempre atenta que controlaba todo sin moverse, sin esa muestra de atención cuando le hablábamos, su desbordantes recibimientos de alegría cuando llegábamos a casa -aunque estuviéramos ausentes poco tiempo-, sin su inteligente expresión de fidelidad y de bondad, siempre humilde y dulce, o callada y comunicativa. Agradecía los regalos, con un ritual especial, oliéndolos y desenvolviéndolos hasta descubrirlos, y distinguiendo por el olfato o el sonido cada juguete. Siempre dispuesta a brindar a cada uno aprecio y paz, cuando escuchaba alguna discusión.                                
      - Alguien rompió el silencio: "es el mejor regalo que le podéis hacer a Mora".
      - "Ella ha sido el gran regalo a esta familia".
      - "Era, una más. La más pequeña. La última en llegar que se ha adueñado de la casa y el corazón".
       - Algo nuestro también se va con ella.
                                                                            - ¡Se fue!, dirás.                             
         Al día siguiente de su partida, fue el 25 de febrero, todo el vacío y la ausencia se nos venía encima al llegar a casa. Ella no estaba. A cualquier lugar que se dirigiera nuestra mirada, encontraba, sus cucos, sus fotos, todo nos recordaba, en silencio, su presencia. De forma muy viva sentíamos el frío de su ausencia.                                         
        Y, como es natural, ese recuerdo nos hacia hablar de ella continuamente, como si fuera aparecer en cualquier lugar, en cualquier momento. ¿Se había ido? Su ausencia, ahora, lo llena todo.                        
        La muerte no es el final. Es más, la muerte no existe. Solo hay vida, antes y después del paso por la tierra. Tiene que haber un cielo para quien no hizo en su vida más que hacernos felices, a todos y cada uno de nosotros desde que llegó. No podemos entender el paraíso sin los animales. Ellos nos lo han acercado aquí, mientras vivieron. Seguro que si, como alguien dijo, "el alma simple de la bestia es pura", tienen que estar allí. No puede ser de otra manera. En la vida de un niño, de una familia, si tiene cerca un perro, siempre hay un más allá.                    
       Si, por ejemplo, los perros son los ojos de los ciegos, los rescatadores en la nieve, en los tsunamis, en los terremotos, el motor de los trineos, la muestra de los cazadores, la ayuda de los pastores, la compañía de la familia, los defensores de los hogares y el juguete de los niños, ¿cómo podrían quedar sin recompensa? La vida con ellos tiene magia. De ahí la tristeza.                                                                          
      Aunque, "esencialmente, la idea de morir es algo que siempre se nos ha enseñado a aceptar, pero en realidad solo existe en nuestras mentes. Creemos en la muerte porque nos asociamos con nuestro cuerpo y sabemos que los cuerpos físicos mueren", según el científico norteamericano Robert Lanza. Pero la vida, está en el cuerpo, en el hombre, y en los animales, pero  traspasa los límites físicos y espaciotemporales (The Independent).                                 
     También nos ha enseñado a  no minusvalorar la vida y el destino de los animales. También eso ha ido calando en nuestra mente. Se les ha tratado, como bestias, -sin pasado ni futuro-, sin sentimientos y como si pudiéramos utilizarlos para capricho y antojo. Olvidamos, que nosotros también somos "animales". El animal más peligroso de la naturaleza.
https://youtu.be/E_cyY1Wpb-U
          Por ignorancia o por concepciones mentales o creencias hasta hace muy poco, no se aceptaba que los llamados animales tuvieran "alma", (y aún en muchos lugares siguen pensando así).                               
         Tienen alma y sienten, esperan de nosotros los humanos, que vayamos más allá del respeto para verlos con un poco de amor. Si pudieran manifestar lo que sienten, para que lo entendiéramos, los animales indefensos mirando a nuestros ojos podríamos escuchar: "Dice de ti: es un ser humano. Dicen de mí: es un animal. No se han dado cuenta que nuestra diferencia es algo muy simple... Tú piensas que me quieres y, yo, te quiero sin pensar".

       Solo quieren vivir, alimentarse, que se les quiera y no se les maltrate y una muerte digna. Como cualquier humano.

       Y...aún pensamos que los animales ni tienen derechos, ni pueden sobrevivir, cuando su cuerpo muere. Si la vida, después de la muerte, continúa en otra dimensión, ¿qué derecho tenemos para negarles esa otra vida,  o el paraíso, que solemos llamar cielo?

      Pero hace ya muchos siglos, Anubis, el dios egipcio, introductor del más allá, aparece siempre con cabeza de perro, da la bienvenida a los humanos, pesa los corazones, y es el Señor de las dos Tierras, El Señor de Nubia.

      Aquí junto al Henares, aunque sentimos su vacío, agradecemos a Mora lo que de ella nos queda, que es mucho más que el vacío
, porque lo llena totalmente su recuerdo. Este pequeño río, El Henares, -casi desconocido-, paradójicamente también es "El río que nos lleva" y se las lleva. Acaba de llevarse a Mora, antes se llevó a Sombra, y anteriormente a su madre, la primera de todas, Nuba.  ¿Habrán salido a su encuentro? El río de la vida, ¿termina en distinto mar, si lleva humanos o perros? ¿Las habremos perdido para siempre?

       No hay casualidades, pero algunas coincidencias, producen escalofrío e invitan a pensar. Cuando estaba terminando este escrito del duelo, me llega por el Whatsapp de una persona amiga, que ni sabe ni se imagina que Mora se haya ido, un texto de Kafka y La muñeca viajera que dice textualmente: "cada cosa que amas es muy probable que la pierdas, pero al final el amor,  volverá de una forma diferente".

         José Manuel Belmonte


PUIBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ  02-03-2019
http://belmontajo.blogspot.com/2019/03/mora-una-mas-de-la-familia-se-ha-ido.html
EL HERALDO DEL HENARES  03-03-2029
https://www.elheraldodelhenares.com/op/mora-una-mas-de-la-familia-se-ha-ido/

domingo, 24 de febrero de 2019

One of Us




 "Uno de nosotros" es, una iniciativa ante un reto mundial, pero sobre todo europeo.

Si como algunos afirman, en el plano socioeconómico, no estamos ante una simple crisis, sino ante una verdadera mutación, que se va imponiendo por la vía de los hechos y provoca en la gente desconcierto y pesimismo, tanto a nivel personal como institucional, no debería dejar indiferentes.

Los hechos: 1) "La economía real se doblega ante la monetaria: se precariza el empleo, se deterioran y envilecen las condiciones laborales, y los empresarios constatan con estupor cómo el devenir de su empresa ya no depende de su trabajo o inteligencia, ni de la marcha de su sector de actividad, ni de la bondad de su producto o servicio y de su estrategia empresarial, sino que ha quedo a merced de los criterios y prioridades de los que manejan el grifo de la financiación bancaria.

2) Las instituciones se muestran incapaces de reaccionar y su credibilidad se diluye...los gobiernos transforman en razones de estado las razones del mercado financiero...

Y 3) El estado de bienestar, forjado con tesón en Europa durante el siglo XX, sufre un intenso seísmo que quiebra sus cimientos" (E. Carrillo, Consciencia).

Sin ánimo de ser pesimista, ni de preocupar a nadie, con ser muy importante lo dicho en la rápida síntesis antes mencionada, en el plano ético y mortal, según los hechos, que también conocemos, son de una importancia y de unas consecuencias más importantes si cabe. La Distopía o antiutopía -sociedad indeseable en sí misma- se muestra, más que en lo económico, en la ausencia de auténticos valores y en el desafecto o desprecio de la vida humana.

El reto ético llega a todos y la respuesta debería ser de todos. No se puede dejar solo en manos de los políticos, que en ocasiones son parte del problema, ni tampoco en manos de las culturas religiosas, porque lo ético desborda el tema religioso, deben ser mentes humanas pensantes, abiertas y conocedoras de la historia, capaces de analizar el presente y de abrir caminos hacia un futuro más humano y una convivencia más justa, sin exclusiones y donde todos puedan ser respetados y vivir con dignidad.


       Después de visitar un campo de concentración, quedé mudo durante un tiempo. Pensé que la Humanidad ya no podía caer más bajo. En el último cuarto de siglo XX e incluso la primera década del XXI había razones para pensar que, gracias a los valores incluidos en la Declaración Universal de Derechos humanos, y los que habían impulsado al origen de la Unión Europea, especialmente el respeto a la vida, la Humanidad sería capaz de dejar para siempre el horror de los campos de exterminio. Últimamente, la violencia de padres contra hijos, de hijos contra padres, la muerte de unos a manos de sus propios padres o de estos a manos de sus hijos, supera lo imaginable.

La progresiva desaparición de los Down, y/o de quienes tienen enfermedades "raras", parece contradecir la gran verdad de que "todos somos únicos y todos diferentes", imponiendo la ley de unos contra ( o sobre) otros.

https://www.facebook.com/LaPanderetaES/videos/573156126503023/

Pese a la prosperidad económica y el avance tecnológico, el materialismo, el relativismo, el hedonismo y el egoísmo, han llevado a un abandono progresivo de valores de respeto, educación y de ética, que han culminado en una crisis de conciencia y una actitud poco decidida a favor de la vida humana.
                                                    Hay que posicionarse a favor de la vida y no de la ideología, del derecho del más débil y no del poder, del que sufre y no de quien oprime porque tiene armas, de quien no puede hablar y no del que máss grita (persona o multitud).

Socialmente pueden señalarse varios pasos político-sociales: 1) La legalización del aborto que, lleva en su misma redacción, la confusión, al llamar a esa Ley política: Salud sexual y Reproductiva y supuestos derechos, para eliminar a un inocente, por tramos o hasta el nacimiento. 2) La crisis de la Familia tradicional. Es cierto que "el ser humano tiene su primera experiencia social en la familia, es ahí donde aprende a relacionarse con las demás personas, forjando su identidad y fortaleciendo su intimidad a través de la confianza que sus padres y hermanos le brindan". Pero aquí también la lingüística, la semántica, tanto del matrimonio, como de los progenitores, ha variado.

3) El deterioro del respeto a la dignidad de la mujer, la violencia y el machismo van contra su intrínseca dignidad y sus derechos. 4) Cada miembro de la familia tiene el derecho intrínseco a ser reconocido en su dignidad y es sujeto de derechos como todo ser humano, desde su más temprana edad y hasta su muerte. Y 5) Las migraciones y la hospitalidad, que expresó muy bien Guillaume Roquette en un editorial de Figaro Magazine: "La hospitalidad es una magnífica virtud, pero hace falta estar en casa de uno para albergar al otro. La acogida no se concibe si no es de manera voluntaria: si se sufre, resulta una intrusión, cuando no una invasión. Por eso los acuerdos de Schengen, al abolir las fronteras interiores sin asegurar las vías de entrada a la Unión, han provocado un rechazo inédito del proyecto europeo en todos los pueblos del continente". Sin olvidar que en Europa hay pluralidad de creencias y religiones.

One of Us: Uno de nosotros, sirve para referirse o designar a cada uno de los seres humanos, desde el inicio de su vida hasta su muerte. Pero es también una Iniciativa de una plataforma cultural con ese mismo título: One of Us.

El sábado día 23, la plataforma One of Us, consciente del deterioro de los valores éticos y humanos de los ciudadanos europeos, ha querido impulsar una participación más activa de los intelectuales y pensadores en esos dilemas que amenazan la sociedad. Más de un centenar de ellos, encabezados por el historiador francés Rémi Brague, y presididos por Jaime Mayor, pretende que los recursos de la UE vayan destinados a potenciar los derechos de los ciudadanos a la vida y sus valores. El Manifiesto de la Plataforma Cultural One of Us ha sido presentado en París, con una finalidad precisa "hacer frente a una crisis de civilización, de la verdad, de las conciencias individuales".


  (Thierry de la Villejégu, vicepresidente de One Of Us Federation, Jaime Mayor Oreja, presidente de la Plataforma cultural One Of US, Rémi Brague, profesor emérito Universidad de la Sorbonne, Pierre Manet, profesor Ecole des Hautes Etudes en Sciences Humaines, Olivier Rey, matemático y filósofo )

Para ello, pretenden, primero, avanzar al máximo en la protección de la vida humana y que, la UE deje de financiar en sus presupuestos las políticas que destruyen la vida; Y segundo, una toma de conciencia y apoyo a la vida, habida cuenta del invierno demográfico y las cuestiones bioéticas, pendientes en el Tribunal Europeo de Derechos humanos.

No pretenden competir con los partidos, sino que la sociedad civil deje de estar ausente, intelectual y culturalmente de las cuestiones que afectan a todos y que los políticos han politizado o sencillamente ignorado.

Ojalá, con apertura de miras, imaginación y valentía, ayuden a profundizar y construir la Europa de los ciudadanos, en la que, en cualquier lugar en que se encuentre cada uno, se pueda reconocer como One of Us, Uno de los nuestros.

José Manuel Belmonte

PUBLICADO EN

ESPERANDO LA LUZ 24-02-2019
http://belmontajo.blogspot.com/2019/02/one-of-us.html
EL HERALDO DEL HENARES 25-02-2019
https://www.elheraldodelhenares.com/op/one-of-us/
CIVICA 26-022-2019
http://civica.com.es/bioetica/one-of-us/

domingo, 17 de febrero de 2019

Distopía explosiva, ¿algo que cambiar?

        Aquí y en muchos lugares del mundo, la convivencia humana, es cada vez más difícil. ¡No se puede negar! Algunos -pocos-, lo vienen anunciando, pero es cierto que lo emocional casa mal con la realidad y no se toma consciencia.                                                          (Foto adjunta sobre la página de EL PAÍS,17-02-2019) 
       Cada vez más, la vida es una paradoja. Sin desearlo y sin buscarlo, el ruido y lo accidental llegan a casa y terminan agobiando a las personas sin capacidad crítica ni bases o principios esenciales. Así que conocemos casi todo lo que sucede fuera, pero al interior apenas  se le da importancia. En la sociedad global, donde hay mucho de todo y todo está al alcance de un clic, el vacío crece, la pobreza aumenta y la deshumanización también.
https://www.facebook.com/pepe.flores.68/videos/864050830336076/

       Dicen que la sociedad, se aleja cada vez más de la utopía y las "características favorecedoras del bien humano",  según el helenismo, Tomás Moro en 1516 o Robert Owen en 1838.  Se parece más a una distopía o antiutopía, es decir, "una sociedad ficticia indeseable en sí misma".​

       En lugar de avanzar hacia un poco más de luz, hacia una mejor convivencia -con esperanza y altruismo-, utilizando el progreso tecnológico para que el bienestar llegue a todos, los medios de comunicación nos hacen creer que lo que avanza es el cambio climático, la mediocridad, la falta de valores y el todo vale.

        Las Redes Sociales, en el Reino Unido, han sido denunciadas, ante el creciente número de casos de ansiedad, depresión, autolesiones y suicidios de menores.

        1) Conocer la realidad que nos rodea y, ser conscientes.

        Aunque la realidad sea una, la visión de la misma, no es idéntica para todos. Y, según la evolución de su estado de consciencia o la etapa en que se encuentre, la percepción de la realidad y de uno mismo, puede ser distinta.

       Cada ser humano, además de los sentidos corpóreo-mentales, para conocer la realidad, tiene en sí mismo mucho más potencial para entender y vivir la vida. No tiene la misma percepción un niño que un adulto; ni una persona influenciable que una persona consciente de sí misma y con capacidad crítica.

       En general, gracias a los sentidos podemos conocer la realidad, pero parte de ella  nos viene envuelta, a través  de los medios y entidades que gestionan, facilitan, producen o interpretan la información que nos llega de esa realidad.

       A parte de la contaminación y el cambio climático, hay personas que denuncian hechos muy preocupantes y potencialmente dañinos y destructivos.

https://youtu.be/QdUSN0h3k6M

       Los pensadores o filósofos, pueden tener opiniones distintas sobre lo que perciben. Y sus aproximaciones a la realidad pueden desconcertar cuando se conocen.

        En el estado actual de distopía, algunos filósofos llegan a cuestionar el haber nacido, tener hijos y defender la extinción humana. Para el filósofo surafricano David Benatar, la vida no merece la pena, Mejor no haber existido nunca (Better Never To Have Been)La filósofa canadiense, especializada en teoría feminista y ética aplicada, Christine Overall , pese al declive demográfico de Europa, se pregunta en su libro ¿Por qué tener hijos? (Whig have Xhildren).


       Hay filósofos que admiten que se pueda llegar a estar satisfecho y ser feliz. El filósofo británico, Derek Parfit, especializado en problemas de identidad personal, racionalidad y ética, en su libro Razones y personas, al plantear la felicidad o el bienestar en términos cuantitativos, es poco razonable. Esas magnitudes numéricas, -más o menos, pocos o muchos- que pueden ser tratadas mediante herramientas estadísticas, son difíciles de valorar en el plano interior de la persona.

        Según Parfit, "si aseguramos una vida mínimamente feliz para todas las personas que nacen, cada nueva vida, supondría una cantidad mayor de felicidad en el mundo. Ahora bien, ¿qué es mejor mucha gente "algo satisfecha" o poca gente "extraordinariamente feliz"?  Y, ¿qué o quién hace feliz a una persona o a muchas? ¿Qué o quién puede garantizar y evaluar esa satisfacción individual o colectiva?

         ¿Qué relación hay entre "tener" satisfacción y "ser" feliz? ¿Qué es más importante "ser" o "hacer"? Volveré sobre el tema. ¿Importa  más estar ocupado o  es mejor estar ocioso?

          Estas preguntas son importantes también para el coreano, Byung-Chul Han (Seúl, 1959), que es un pensador formado en Alemania. Según Han, el ser humano, gracias a la evolución de la sociedad cree haber dejado atrás la esclavitud, la explotación y la represión. Para este profesor experto en estudios culturales, todo eso ha sido sustituido por un exceso de información, de placer y del hiperconsumo. En nuestra sociedad digital y del cansancio,  la explotación ya no es impuesta. Han sido sustituidas por la autoexplotación: "uno se explota a sí mismo y cree que está realizándose". Nosotros mismos nos matamos a base de optimizarnos para autorrealizarnos. La esclavitud de ayer  y  los esclavos integrales, ¿en qué difieren?

         Por eso, Han, dice que el hombre no ha nacido para trabajar, sino para jugar. Ha dedicado al ocio su último libro: Buen entretenimiento. Y, estamos ante otra nueva paradoja: "el ocio se ha convertido en un insufrible no hacer nada".

https://www.elmundo.es/papel/lideres/2019/02/12/5c61612721efa007428b45b0.html

        2) Conocerse: ser dueño de tu vida y cambiar el mundo.

        La gente está harta de catástrofes, de guerras, de políticos y de manipulaciones. La mala educación, la falta de respeto, el insulto y a veces la violencia y el odio están en la calle, en los medios y las redes sociales.

             El poder, el dinero, los bancos, la deuda estatal y los dueños del mundo agobian.

         El ciudadano de a pie, no se siente bien con la "información" (que cada medio o emisora) transmite de la realidad (según el dueño que paga), ni con las medias verdades, mentiras o descalificaciones de los adversarios profesionales, políticos (del color que sean) y sus votantes, creyentes o no, nativos o migrantes.

       La persona que eres, la que yo soy, quiere/o ser consciente y dueño de tomar el mando de su vida personal, ser libre y capaz de conocerse, imaginar y potenciar lo que es y desea ser. Cualquier cambio comienza ahí, en uno mismo.

https://youtu.be/yhbvzLkNorg

       El conocimiento de uno mismo y el desarrollo y puesta en valor de ese descubrimiento es toda la aventura de la vida de cada uno. Esa aventura descubrirá no solo la dimensión profunda del ser humano, que abarca también otras dimensiones reales que vivimos aquí y ahora, y  que alcanza al mundo que nos rodea y al universo.

       Podemos viajar, vivir aquí o en  distintos lugares, pero no variará lo que somos. Y a lo que deberíamos aspirar es ,no a tener más, ser más ricos, más poderosos, ni más sabios; la mayor aspiración es transformarnos en lo que hemos sido, somos y nunca dejaremos de ser.  Eso sí, tenemos toda la vida para descubrirlo. Pero ese tesoro maravilloso que somos y tenemos, nadie nos lo regalará nunca. Es una conquista. Es cada uno quien debe descubrirlo y puede beneficiar, primero a uno mismo y también  a los demás. El día que lleguemos a encontrarnos cambiará nuestra percepción del mundo y la realidad que nos rodea.  Volveremos sobre ello, porque no es tarea de un día.

José Manuel Belmonte.

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ    17-02-2019
http://belmontajo.blogspot.com/2019/02/distopia-explosiva-algo-que-cambiar.html

EL HERALDO DEL HENARES  17-02-2019
https://www.elheraldodelhenares.com/op/distopia-explosiva-algo-que-cambiar/

CIVICA:  26-02-2017
http://civica.com.es/blog/distopia-explosiva-algo-cambiar/