viernes, 15 de noviembre de 2019

Misterios y enseñanzas de la naturaleza.

           Partiendo desde Astorga, capital de la Maragatería, pasando por Castrillo de Polvazares y Santa Coloma de Somoza,  el viajero llegó con algunos familiares a Filiel,  un pueblo remoto y con encanto, en la ladera misma de la Sierra del Teleno.                                                                     
           El Teleno es un monte emblemático, visible desde toda la comarca de la Valduerna y la Maragatería, y cuya cumbre se eleva a 2.188 m, siendo límite natural de  las comarcas leonesas de la Cabrera, la Maragatería y el Bierzo.                                                                    
           Los astures lo consideraban representación del Dios Teutates, protector de los campos. Fueron los romanos, quienes lo denominaron "Mars Tilenus", con lo que se reconoció también como deidad para los invasores. El nombre es un sincretismo romano-indígena.  En él, los romanos descubrieron y explotaron el oro de sus laderas, en minas a cielo abierto y no dudaron defenderlo como guerreros (Marte es, para ellos, el dios de la guerra).

         Después de atravesar el rio Duerna, llegamos  a la localidad de Filiel. El pueblo ha sido fotografiado desde lo alto, no hace mucho, desde un drone, pues es un enclave importante, perteneciente  al municipio de  Lucillo, en la provincia de León.  https://youtu.be/29XW-eYy3EA

          El viajero encontró el monte Teleno ya nevado  en su corona y ese día hacia mucho frio.  Tal vez por eso, no había nadie por la calle; aunque salía humo de algunas chimeneas. Así que lo mejor era refugiarse en la Taberna del Filiel, que está a la misma entrada y es acogedora y donde se come bien.  La cocina es casera, natural  y  en su punto. Victor, el dueño, se hace muy pronto con la gente, sobre todo, si se ha reservado previamente y lo tiene todo dispuesto.

           Coincidió que a la entrada del bar, La Asociación Cultural  Filiel  SIGLO XXI, anunciaba ese día el Mangosto de Castañas alrededor del fuego, en la Plaza. Una razón más para disfrutar.

          Después de comer, decidimos callejear un poco y hacer algunas fotos, porque la naturaleza estaba engalanada con los mejores colores del otoño. Las nubes, de vez en cuando ocultaban el sol, pero la sensación térmica era de una temperatura muy baja.

          Sin saber por qué un perro  apareció en un cruce y se acercó al viajero. Nada más verle vino  para que le acariciara como si fueran viejos conocidos. Ante las zalamerías del simpático perro, alguien del grupo, con su móvil, quiso inmortalizar la escena que le pareció entrañable.

           A pocos pasos, en un huerto con la hierba alta y ortigas, había diversos  árboles. Los colores de las hojas movidas por el viento, la abundancia de los manzanos, las bayas de los acebos, las zarzas y los escaramujos invitaban a disfrutar contemplando de cerca todo eso. El suelo estaba sembrado de hojas rojas, ocres, amarillas  y de fruta caída. Un enrejado impedía el acceso a aquel vergel. El dueño mismo se acercó hasta nosotros, abrió el candado y retiró la cadena para poder mover la herrumbrosa verja y permitirnos entrar.

           Al salir, prosiguieron el paseo por el pueblo. Como aún no era muy tarde, el grupo familiar acordó separarse, para conocer algo del entorno. Unos a pie -los  3 más valientes-, saldrían del pueblo por la Calle de Los Nogales para tomar el camino de la montaña, y dirigirse luego hacia  Molinaferrera, en el valle del río Duerna. En algunos tramos hay bifurcaciones, y en otros, sencillamente no hay camino. La localidad  de destino se encuentra a más de una hora de distancia. El otro grupo volvería por la calle  que cruza Filiel para salir del pueblo. Estos, harían una ruta más larga por carretera, para  finalmente confluir y aguardar  allí a los montañeros.

         El viajero y su guía, no se iban a aburrir. El guía, además de buen conversador, conocía la mayor parte de las rutas de la Península y era de León. Desde Filiel hay rutas ornitológicas para avistamiento de aves. Muy cerca se encuentra "la ruta del oro" hacia las minas que los romanos abrieron  hace 2000 años en la localidad.  No tienen el relieve ni la importancia de las Médulas, en la localidad cercana de El Bierzo; pero están relacionadas por la explotación aurífera.


         En el bar-restaurante donde comimos, había visto fotografías  e incluso un libro de algo desconocido: los Petroglifos de Peñafadiel, Petroglifos de Filiel (foto adjunta) y Petroglifos de Chana, etc. Eso nos trasladaba a épocas remotas, mucho más antiguas que los romanos. Se trata de  megalitos de la época Calcolítica (de 4 ó 5 mil años) que contienen diversos grabados que decoran estas piedras, -seguramente sagradas para ellos-; las marcas forman laberintos y cazoletas, así como pequeños canales y estanques utilizados en rituales con líquidos. Estos grabados en la roca, -orientadas hacia el Teleno-, son los más antiguos encontrados en el mundo. La Junta de Castilla León, muestra estas joyas en paneles, con el título: "Petroglifos del Teleno". Son joyas de la Edad de Bronce, pero no están protegidos en absoluto. 
(Fotos de Internet  de los petroglifos de la Maragatería y video:  https://youtu.be/G7FnrqxFWn0 ).


          El viajero y su guía, decidieron visitar la Chana de Somoza,  que es un inmejorable mirador de la montaña del Teleno.  Hay petroglifos, donde aparecen grabados superpuestos tal vez pertenecientes a épocas diferentes. Como curiosidad que llama extrañamente la atención, es "la cruz" que corona la iglesia de Santiago de la localidad, que más parece un águila imperial de los estandartes romanos, que una cruz cristiana. Dicen que está esculpida en la roca verde a la que por aquí llaman "moraliza",  es decir, la piedra en la que están grabados los laberintos , herraduras  y huecos, similares a los de otros lugares de la zona.

         La Laguna de la Chana, que tiene  a sus pies este municipio, es un vestigio de cuando los romanos buscaban oro por estas tierras.

          Por causa del tiempo desapacible, más invernal que otoñal, y del intenso frío, en el recorrido por el pueblo, tampoco vimos a nadie. Pero algunas personas que vienen en épocas mejores, cuentan que  en Chana de Somoza, todavía quedan "filanderas".

          Al tomar el desvío hacia Molinaferrera, hay una famosa Cruz de madera sobre un pequeño pilar de roca. Nada la protege de las lluvia ni el viento. Su presencia es una muestra de la bondad de los habitantes de la Chana.  Según mi guía, "cuenta la leyenda que un viajero de La Cabrera (León), regresando ebrio de la feria de Lucillo sobre su caballo, al llegar a este lugar se cayó golpeándose con la cabeza en una piedra, lo que le produjo la muerte. El pueblo, en su memoria, levantó una cruz que ha sido renovada por distintos personajes locales. Los últimos carpinteros que la han renovado son Narciso Martínez, Luis Martínez, Tomás Simón y Martín Simón".

        Más adelante atravesamos el río Duerna, y llegamos a Molinaferrera. Nos dio tiempo a recorrer el pueblo y aún tuvimos que esperar a los caminantes.

         Como ya había anochecido y venían por el monte, el viajero sin poder contener los nervios,  les puso un Whatsapp, con una pregunta muy escueta a los 3 caminantes:

- ¿Qué tal vais?
-¡Vamos bien y vamos cinco! (Ni que decir tiene que eso era aún más desconcertante; podía ser cualquier cosa, hasta un secuestro).
-¿Y eso?
-¡Ya lo veréis! (Un escalofrío de inquietud recorrió al viajero, de la cabeza a los pies; se lo dijo).
-Pues, ¡estamos inquietos! (El guía y el viajero, hablaron de ir en su busca, pero a dónde y por donde, si no sabían ni dónde se encontraban ni por dónde venían). Afortunadamente, su móvil se encendió con un nuevo mensaje:
-Estamos llegando. Vemos a lo lejos la torre de la iglesia. No debe faltar mucho. (Les comunicó el lugar exacto donde ellos se encontraban).
-Estamos casi en el cruce y cerca del río.(Pasó un tiempo y solo el corazón se podía escuchar. Volvió a iluminarse el móvil):
- Ya estamos al lado de una ermita y del indicador de Molinaferrera.
- Vale, vamos hacia allá.

         Alguien llamó a la mente, "la loca de la casa". Juega con los sentimientos, con el tiempo, te hace ver fantasmas y peligros donde  no los hay.

         Cuando llegamos allí, nos encontramos tranquilos a los 3 caminantes. ¡A su lado había dos hermosos perros negros! A uno de ellos lo conocí enseguida. Era el que me había venido a saludar en Filiel, después de comer. El otro era un poco más grande. Nunca lo había visto.

          Los caminantes despidieron a los perros y subieron al coche para regresar a FIliel. Lo que nos contaron después, hace pensar.  Siento escalofríos al recordarlo para escribir.

 - "Al salir del pueblo y coger el camino de Filiel a Molinaferrera, el perro que te saludó y al que le hice una foto, se nos acercó, venia con otro más grande. Sin decirles nada, "el tuyo" se puso delante de nosotros y el otro detrás.  Así hemos venido todo el camino. Cuando volvíamos la cabeza para mirar al grande, se paraba como si desconfiara, volvía la cabeza y miraba hacia el monte. Daba la impresión que le hubieran maltratado. Ni una palabra amable, ni una caricia aceptaba porque no se acercaba".

-¡Y se han quedado ahí sin vosotros...! ¡Ahora, tendrán que volver por el monte solos! ¡Son mucho más que perros, son ángeles protectores en cuerpo de perros!

-De verdad que con ellos  nos hemos sentido muy seguros. Yo pensaba que si nos pasaba algo en el camino  del bosque, ellos nos defenderían  o irían al pueblo para buscar ayuda!

-¡No sabíamos si llegarían con nosotros hasta encontraros! ¡Cualquiera sabe lo que piensa un perro y menos cuando andan libres por el monte! Pero... ¡nos han acompañado sin que les diéramos nada a cambio, porque nada habíamos previsto y nada teníamos!

-¡Quedarán en nuestra memoria, como el mejor recuerdo de este viaje! ¡Tengo que contarlo, aunque no lo crean! ¡Estoy emocionado, después de haberlo pasado tan mal, porque se me hacía que tardabais!

      Así regresamos a Filiel, por la fiesta de la Hoguera y el Mangosto de Castañas. Se dice que los vecinos de aquí son los que tienen más gusto de todos los de la zona.  Nosotros podemos decir que son muy acogedores, generosos y alegres. Lo hemos vivido con ellos en la fiesta.
https://youtu.be/z662E2rZco8

      Algunos de sus perros también son especiales. Tal vez hay una conexión con los humanos, que por ahora desconocemos. Como escribió A. Gala, "el perro es una unión con la naturaleza y la presencia de un mundo no humano y afectivo, más humano a veces que el del hombre". Aquellos compañeros de camino, nos han hecho olvidar la belleza del paisaje de otoño para saber que  hay una belleza más íntima y más cálida que piensa, siente, sufre, ama y palpita en el corazón de un perro. 

José Manuel Belmonte.

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ   16-11-2019
EL HERALDO DEL HENARES  17-11-2019



jueves, 7 de noviembre de 2019

¿Yo paso, el tiempo queda?

                                                 (Solo es una pregunta en noviembre)


Más fuerte que el viento,
más que el rayo,
más que el fuego que abrasa
y más que el agua,
es de fuerte el tiempo.






Más fuerte que el desierto,
más que el frío,
más que la nieve y el hielo,
más que las heridas y el dolor,
es de fuerte el tiempo.



No hay tan fuerte elemento,
que a la vida se enfrente
y a la muerte incluso.
Al amor y las promesas...
hace temblar el tiempo.





Cualquier acontecimiento
en la vida del mundo,
o en nuestra vida humana,
permanece o se olvida,
según el crisol del tiempo.





La juventud, terso lienzo,
tiene arrugas mañana,
la primavera es otoño
y el nacimiento es muerte...
¡Cómo ha pasado el tiempo!





¡Y dicen..., que no existe
que es mentira y no hay horas,
que no nos convencemos,
que justo es al contrario,
porque somos eternos!






Los días y los años son gotas
del destino en el cristal,
al que la muerte se acerca,
y abre la puerta, para descubrir
la otra cara de la vida, al final.




José Manuel Belmonte





sábado, 2 de noviembre de 2019

Los médicos.


          Curiosamente las noticias que aparecen en la prensa son sorprendentes por no decir contradictorias.                           
          Resulta que quienes cursaron estudios relacionados con Ciencias de la Salud, suelen ser las carreras con más alta reinserción laboral (78% y 74%).                    
          Y además, que también es "el sector laboral donde se concentra la mayor oferta de empleo, al ser las Ciencias de la Salud, la primera con 81%", por encima de ingeniería, arquitectura, ciencias sociales y jurídicas, etc.     https://formaciononline.eu/carreras-universitarias-mas-salida-laboral/

            De hecho, no es fácil acceder, o no está al alcance de todos, pues la nota de corte para estudiar Medicina viene siendo importante, y en el último año, según las universidades y localidades, va desde el 12,128 al 13,124, según la universidad.   
     
        Claro que, "no es tarea de la universidad ofrecer lo que la sociedad le pide, sino lo que la sociedad necesita", Edsger Dijkstra). ¿Se hace?

        Se necesitan médicos, buenos médicos. Pero no los hay.  Si los pacientes y los médicos no lo ven reflejado en el día a día, algo muy importante está fallando. La salud no se puede, pero la medicina está manipulada.

        Tal vez, como dice en su artículo en El País, 29/10/19, Maite Pagazaurtundua,  estos son: "Tiempos muy canallas". Respondiendo a las declaraciones en la prensa extranjera de un político, la parlamentaria le retrata desde la primera frase: "Ni ley, ni dignidad, ni verdad". Es un compendio de historia reciente, que ella -como otros muchos- ha vivido en primera persona.

         1) Tremenda realidad para los pacientes.

         Son "tiempos canallas", porque de la universidad salen médicos, pero se les ignora... no llegan a los pacientes.  La política, está por medio.

          Hay saturación en las urgencias y en las consultas. Eso demuestra ciertamente la falta de personal, pero puede ser también la falta de recursos del SNS (Sistema Nacional de Salud de España, que engloba a las prestaciones y servicios sanitarios de España, que de acuerdo con la ley son responsabilidad de los poderes públicos) y posiblemente la difícil planificación del personal en las Consejerías de Salud en las distintas Autonomías. 

          El Dr. Luis Rodríguez Padial, escribía: "mientras pasaba consulta junto a un par de residentes, una señora mayor que acompañaba a su familiar se dirigió a las jóvenes doctoras diciéndoles: “¡No nos dejéis solos!”. Tras la sorpresa inicial producida por sus palabras, la mujer aclaró que les pedía que se quedaran en España para prestar atención a los pacientes que las necesitaban, que no se fueran al extranjero. Esta petición me hizo ver claro que la falta de médicos ya está preocupando a nuestros pacientes, aunque no sabemos si, con la misma intensidad, a nuestras autoridades. Y debería hacerlo".

"La falta de médicos en España es un problema grave que empeorará en el futuro inmediato. Según señala un estudio recientemente realizado por el Consejo Económico y Social de España y dado a conocer por el Ministerio de Sanidad, en la actualidad existe un déficit del 2,9% de los alrededor de 138.000 especialistas que trabajan para el sistema nacional de salud, déficit que pasará a ser del 12% en 2025 y que, posteriormente, seguirá aumentando si no se toman medidas que lo corrijan".

           ¿Más claro? Faltan 4.000 médicos. Los hay, y en su mayoría preparados, pero se tienen que ir, porque ni ellos, ni los pacientes son una prioridad para los gobernantes.

          Añade este colectivo: "Además, la precariedad laboral presente en todo, el sistema nacional de salud se ceba especialmente en los médicos de atención primaria, donde solo el 4% de los que tienen plaza en propiedad son menores de 40 años. Evidentemente, es poco atractivo para un médico joven tener un puesto de trabajo inestable en una zona alejada".

          Por eso, aquí, concretamente, según Juan José García Cruz "cientos de médicos de Castilla-La Mancha, se van por falta de estabilidad". "Durante los últimos 10 años solo 182 plazas vía OPE serán ocupadas por personal sanitario facultativo en el Sescam. Este es el bagaje de nuestro servicio de salud" (Servicio de Salud de Castilla-La Mancha).

        2) Por esa triste realidad, los médicos, salen a la calle.

         No hace mucho "las batas verdes o las blancas", fueron utilizadas por los medios, no por su labor social, sino por intereses políticos.

          De hecho, cuando hay elecciones, los médicos sufren en propia carne los cambios políticos. Hay cambios de "cromos" y nuevas directrices.

         Sin embargo, creo que los médicos necesitan: 1) que se dignifique, se respete y se defienda su trabajo; y 2) que puedan atender a los pacientes sin políticas abusivas y sin masificaciones en las consultas diarias.

            El 27 de octubre, en El País, se daba cuenta de que los médicos de atención primaria habían salido a la calle el día anterior, en Galicia, convocados por la Asamblea de Áreas Sanitarias en defensa de la Atención Primaria. 

           Clamaban en Santiago "por la dignidad" de la atención primaria" y pedían al Sergas (Servicio Gallego de Salud) que "no destroce" la sanidad.

            Para ellos eso era algo muy concreto: "más tiempo" para cada paciente.
          Según Eirea, el portavoz,  "saben" que la sanidad "es muy buena", pero  añadió que "en 30 años que llevamos trabajando, nunca estuvimos tan saturados... Tenemos que acabar con esto y volver a trabajar con dignidad".

         3) El malestar sigue en la atención primaria.

         Por eso han vuelto a la carga. Y es que tras la manifestación organizada el sábado pasado en Santiago, en la que mostraron preocupación por el futuro y por la sobrecarga asistencial en las consultas, se suceden las asambleas en las áreas sanitarias.

           El día 1/11 "La Voz de Galicia" anunciaba un otoño caliente en Sanidad: "La atención primaria decidirá el día 6, si va a la huelga a fin de mes".       

          Mientras, aunque los médicos suelen tener una situación parecida, en todo el territorio, por aquí, se habla de "paros testimoniales" de los médicos. ¿Son importantes los "adjetivos" o no tienen amparo sindical? Es más de lo mismo.

          Aquí se habla de hechos que percibimos y que van de boca en boca. En una ciudad pequeña, nos conocemos todos. Algunos son, además de amigos, médicos. Y un buen día nos dicen a las 15,45: "¡Imagínate! Salimos ahora. Se trabaja contra reloj. Con los nervios destrozados. Es difícil escuchar así a los enfermos. Además creo yo que se está aumentando el gasto por saturación nuestra!"

        Pero los pacientes están ya muy hartos. También ha llegado a mi correo personal lo siguiente: "¡Es demencial! Soy uno de los muchos sufridores de esta situación, como usuario de este centro de salud. Lo que dice Oscar izquierdo en el artículo:  "siguen reclamando mejoras en el centro de salud Gu-Sur", se queda corto de como se encuentra, y el estado de colapso diario".

        Lo curioso es que se diga desde la Junta que se han intentado cubrir las "sustituciones", (cuando un médico enferma, coge vacaciones, etc.) pero... "no tenemos médicos suficientes para paliar esas carencias". 

        Recuerden la carta de Roberto Colino, medico de Castilla la Mancha, al director médico de Atención Primaria de Toledo: 
"Estimado compañero: me han comunicado verbalmente que tengo que seguir atendiendo a los pacientes del cupo del compañero de baja los miércoles y jueves, aún pasados los 15 primeros días de baja. Los lunes, martes y viernes lo harán otros compañeros. Tenía entendido que pasados los 15 primeros días se sustituía de forma estable;... Desde luego, en este proceso de valoración nadie se ha dignado a hablar conmigo, por lo que paso a exponer mi opinión. Debo manifestar que esta estrategia supone un gran desconocimiento o una gran falta de respeto a lo que es el trabajo del médico de cabecera, una falta de respeto hacia el profesional, hacia la profesión y hacia los pacientes".

          Quien como paciente no lo haya vivido, este mismo año, será una excepción.

       Cualquier paciente ha comprobado o puede comprobar, que se contratan "médicos de fuera", que te los encuentras ahí, en sustituciones, en las guardias, etc., sin que sepan de tu historia, tus dolencias; y que esas contrataciones de "médicos foráneos" no suceden solo en la Pública, también se han impuesto en la  Sanidad Privada.     

      También es verdad, que socialmente tanto los pacientes españoles como los inmigrantes se decantan masivamente por la Sanidad de nuestro país, sobre todo en las especialidades y la "atención primaria".

       Quiero decir que o existe una política de salud, ni en los jóvenes ni en los mayores. Solo de "enfermedades", "curas", "medicamentos" y "tratamientos". No se habla de estar sanos, de la buena salud que proporcionan naturalmente el sol, el campo, el ejercicio, las comidas saludables, los amigos, el descanso regular.

        Esa terapia, a nivel estatal, no cuesta mucho, pero hay que hacerla. Hay medios. No olvidemos que las personas mentalmente sanas, desintoxicadas, descongestionadas y positivas, no colapsan las consultas. Los médicos ayudan, pero no tienen tiempo de explicar esa terapia a sus pacientes.

      En todo caso, no se trata de atiborrarse de analgésicos. ¡No estamos enfermos! Todo dolor que no sea vivificante, hay que apartarlo, pero el dolor también enseña.

       José  Manuel Belmonte

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ   2-11-2019
EL HERALDO DEL HENARES  2-11-2019
CIVICA   4-11-2019




sábado, 26 de octubre de 2019

Los muertos...¡están vivos!

         No voy a hablar de huesos, ni de muertos. Tampoco de Halloween y el carnaval que se ha montado en noviembre con su fiesta, aunque esté ya muy próxima. Tampoco de la obra de de Zorrilla, ni siquiera la representación, que por aquí se hace de... "El Tenorio Mendocino".              
          Me interesa la vida. En todo caso,  ni la farsa ni los disfraces aportan algo nuevo. Respeto esas "formas de teatro" y a quienes disfrutan con ellas, en una época convulsa y una sociedad que pone patas arriba la convivencia. ¡Allá cada cual con sus ideas, sus sentimientos, sus valores y sus votos! Es posible que la manipulación de la educación, haya terminado contaminando lo mejor de cada uno: la humanidad y la consciencia.

         Cada uno, con el paso de los días, va adquiriendo una experiencia propia.  Y la mayoría hemos aprendido al menos 3 cosas  útiles y claras: 1) que solo el cariño atrae;  2) que el odio aleja; y 3) que no vamos a estar aquí siempre.  Teniendo eso en cuenta, se puede crecer como persona, convivir socialmente, saber dónde vamos y  ser felices.

         Teniendo, esas 3 ideas claras, se puede entender la cultura de la vida, la esperanza y la paz.

         1.-  No vamos a estar siempre  aquí, pero la muerte no existe.

          Ha pesado tanto el legado cultural que se viene trasmitiendo de padres a hijos desde la antigüedad, que esta afirmación parece absurda. Las creencias religiosas que han reforzado las distintas  religiones hasta hoy, han convertido la muerte en un pilar, o en un tabú. Y también por tradición,  se dice tabú,  a "lo prohibido".

         Así que vamos a ser claros. Esconder la verdad o esconderse, para intentar escapar de la responsabilidad o del destino, es un engaño. Afrontar las cosas como son es de mentes abiertas y con valor. Según el escritor  John le Carré, "el coraje moral"  es algo que va faltando y mucho, a ambos lados del Atlántico.

       Al hecho o la realidad de la caducidad del componente corporeomental en el que estamos encarnados, muchos le siguen llamando, hoy en día, "muerte". Es dejar de vivir aquí y ahora. Es una verdad que se ha impuesto en nuestra cultura y tiene su importancia. El gran Steve Jobs dijo algo que hay que tener en cuenta: "Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo no quiere morir para ir allí. Y, sin embargo la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y así es como debe ser, porque la muerte es posiblemente el mejor invento de la vida. Es el agente de cambio de la vida. Elimina lo viejo para dejar paso a lo nuevo". 

          Dicho lo cual, lo importante es que no todo acaba ahí. "La muerte no es el final", es el himno con el que las Fuerzas Armadas homenajea a los caídos. Quiere decir, que algunos, -tal vez demasiados-, no saben que lo que llamamos  "muerte", no existe. Es una ficción. Y según el diccionario, es un hecho o un suceso, fingido o inventado. Por supuesto esa "ficción" se va transmitiendo y aceptando porque implica emocionalmente  a las personas, a los espectadores que no se van.

       Pero, los que se fueron, ¡están vivos! "Lo" que enterramos, cuando alguien "transita" y nos deja, son cenizas, polvo, despojos, es decir, "el coche" que conducían, para moverse e ir de acá para allá. Ellos no eran "eso", aunque "eso" nos sirviera para verles, conversar y abrazarles, pero no era lo esencial. "Eso", cumple años y tiene fecha de caducidad. Algunos quisieran volver a los años pasados, pintan el coche o embalsaman para que parezcan jóvenes.

        La Vida que nos anima es lo importante. Esa Vida con mayúsculas, engloba e incluye "la vida y la muerte". Nuestra naturaleza es fuente de energía, sabiduría, serenidad, creatividad y amor. Es divina y eterna. Nuestra auténtica realidad es "multidimensional"  Por eso nuestra naturaleza es también humana, mortal, encarnada, temporal, como es palpable, pero no es todo.  Conocernos, no es rechazar nada sino aceptarlo todo. Conocer una, ayuda a conocer la otra. Y valorarlas como se merecen y respetarlas, ayuda  a disfrutar cada instante de nuestra existencia. Los eufemismos muerte, deceso, defunción, fallecimiento, óbito, expiración, perecimiento, fenecimiento, cesación  indican un efecto terminal que resulta de la extinción del proceso terrenal de  un ser vivo físico. En nuestro caso un ser humano vivo.

        ¿Muere la oruga cuando se convierte en mariposa? ¿Es "el paso"  para  descubrir el potencial que permanecía oculto y le permite volar en libertad?

       El tránsito, llegará cuando tenga que llegar. Con él nada finaliza porque al ser humano "eterno" da un paso hacia la transformación y entrar en otra dimensión. Entonces, puede verlo -contemplarlo- todo en otra luz y otra percepción de la realidad, tanto del más allá como del más acá. Sin miedo y sin temor.

      2.- Hay vida, más allá de la vida.

       ¡Eso es lo importante! No es un engaño. Es una verdad que muchos han podido comprobarHay un congreso sobre el tema los días 26 y 27 de octubre. Es ya la XII edición en Albacete, a las que habría que sumar las tres primeras ediciones celebradas en Hellín. http://www.vidadespuesdelavida.es/

       Llegado a  este punto, me viene  a la memoria un recuerdo. Hace unos días escuchaba en el programa matinal  de  Carlos Herrera que una señora había tenido un accidente y fue llevada al hospital, en Sevilla.

     Contó, que tuvo un accidente brutal, y quedó mal herida, con politraumatismo potencialmente letal, con pérdida de conocimiento etc. Desconozco la fecha del accidente -si la dijo- porque yo iba conduciendo, pero dijo: "alguien debió avisar a la ambulancia. Escuché que alguien, a mi lado comentó, "esa" esta tan grave que no se va a recuperar, así que vamos a atender a los otros. Cuando terminaron de atender a los otros heridos, me metieron en la ambulancia y me llevaron al hospital. Allí me pusieron en una camilla y llevaron al quirófano. Estaba, inconsciente, pero podía "ver a los médicos y enfermeras que movían la cabeza y no daban nada por mí: "No es posible que se recupere". Mientras, yo estaba flotando por encima de la sala, y estaba tranquila. De pronto una luz se iba acercando hasta envolverme. Pude ver a mi padre y a mi madre y también a mis dos maridos. Hablamos sin palabras. No sé cuanto duró. Yo percibía todo con mucha paz.  Lo que sí sé es que poco a poco la luz se fue retirando y me dijeron que volviera. Al cabo de algunos días comencé a despertar y recuperar la consciencia. Mi familia y algunos amigos estaban junto a mi cama. Cuando pude recuperarme, comenté lo sucedido a los míos. Puedo decir hoy lo que sentí en esa experiencia. Desde entonces no tengo miedo a la muerte".

        Los seres queridos fallecidos son ya incorpóreos. Son energía, consciencia, amor y luz. Tienen la forma reconocible de los seres que amamos. No se ven con los ojos.  Son percepciones extrasensoriales, pero reales e indudables. El conocimiento por los "lazos de amor", que dos seres perciben o se comunican, incluso en la distancia, puede darnos una idea. Allá llevamos el estado consciencial que teníamos justo antes del tránsito, en el que está,  por supuesto "todo lo que hemos dado", y que desata, libera y clarifica.

        La sevillana no es un caso único. Solo en EE.UU hay más de 2 millones de personas que han vivido y contado experiencias cercanas a la muerte (ECM). También en España existen personas que han tenido estas experiencias. A alguna de ellas las he conocido personalmente. De su experiencia y de lo que han recogido en sus escritos  sobre otras personas que han pasado por ahí, se puede aprender, si se quiere. Transcribo lo que dice una  de esas personas:

        "Un mayor conocimiento acerca de la "muerte" nos impulsa a vivir mejor, libres de miedos y con plena confianza en la Vida. De hecho, al finalizar nuestra encarnación no morimos, sino que efectuamos el tránsito a otro plano de existencia, donde seguimos teniendo experiencias. No hay motivos para preocuparse en relación con el tránsito y, mucho menos para verlo como algo aterrador" (El tránsito, de E. Carrillo).

       Precisamente la semana que viene se celebra el "día de los difuntos". Muchas personas suelen acudir a los cementerios a llevar flores y rezar ante los restos de sus  seres queridos.

       Algunos poetas puntualizaban también: "No son los muertos los que en dulce calma/ la paz disfrutan de su tumba fría;/ muertos son los que tienen muerta el alma/y viven todavía". En un mundo, tan complejo otros se atrevían a precisar que hay "hombres que en el Mundo viven, y hombres que viven en el Mundo, muertos".

      Me gustaría que, en la medida de lo posible, quienes lo deseen puedan disfrutar estos días de "Despedidas", que en algunos países lleva el título de  "Violines en el Cielo",  también conocida por su título en inglés Departures. Es una película japonesa de 2008 dirigida por Yojiro Takita. Hermosa banda sonora del maestro Joe Hisashi.  Fue ganador de un Premio Óscar en 2008 como mejor película de habla no inglesa. V.O.S. Castellano.

       Lo adjunto en partes, porque facilita el verla cómo y cuando se desee.


"Violines en el Cielo" 1.- https://youtu.be/i_DlLq4W-64

"Violines en el Cielo" 2.- https://youtu.be/1AX-YABtfuw

"Violines en el Cielo" 3.- https://youtu.be/HCdcWXFengY


"Violines en el Cielo" 4.- https://youtu.be/1IU7mmijFXo



"Violines en el Cielo" 5.- https://youtu.be/W8fAymFCJrY



"Violines en el Cielo" 6.- https://youtu.be/vrNq7eXDrxw


"Violines en el Cielo" 7.- https://youtu.be/CDOgjMwINmQ



"Violines en el Cielo" 8.- https://youtu.be/R62ewQqWBQ8



"Violines en el Cielo" 9.- https://youtu.be/KG_tv10IbZ4



"Violines en el Cielo" 10.- https://youtu.be/MXXCcvoyrqc



"Violines en el Cielo" 11.- https://youtu.be/qEtMY3HF51k



"Violines en el Cielo" 12.-.- https://youtu.be/PXlCtVo7Ubo



"Violines en el Cielo" 13.- https://youtu.be/eUtA_b34sVQ

"Violines en el Cielo" 14.- https://youtu.be/Wt97JrllbvY



José Manuel Belmonte

ESPERANDO LA LUZ    26-10-2019

EL HERALDO DEL HENARES     26-10-2019
https://www.elheraldodelhenares.com/op/los-muertos-estan-vivos/

CIVICA   30-10-2019