sábado, 18 de marzo de 2017

Sobrevivir a una avalancha, ¿es posible?

               Una avalancha de ropa, de nieve  o de basura, suele ser mortal, según los datos.Todo el tiempo es "ahora".

               En Alicante, (España), un matrimonio y su hija menor, fallecieron por una avalancha de ropa, que obsesivamente acumulaban en las estanterías de su casa de Alcoy. Sucedió en enero 2017.

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2017/01/28/588cddb5e2704e04168b4595.html

              La avalancha de nieve sobre un albergue de los Abruzos, en el centro de Italia, lo dejó sepultado y, fueron muchos los fallecidos y heridos. Pocos fueron los supervivientes. También sucedió en enero 2017.

http://www.abc.es/internacional/abci-elevan-21-muertos-avalancha-nieve-hotel-italiano-201701250920_noticia.html

             La avalancha de basura, por el derrumbe de un vertedero en Adis Abeba,  (Etiopía), ha dejado, hasta el momento 113 muertos, según el alcalde de la capital. Ha sucedido a primeros de marzo. Continúan en busca de posibles supervivientes.

http://www.europapress.es/internacional/noticia-derrumbe-vertedero-adis-abeba-sabado-deja-menos-113-muertos-20170315185511.html

           ¿Las otras avalanchas no hacen daño? Muchísimo. Pueden matar.

           Un gran sociólogo y filósofo dice que, la  realidad político-social y económica y las estructuras sociales, se han derrumbado. Ha cambiado el mundo, pero...muchos no se han enterado y otros no quieren que nos enteremos. Políticos, funcionarios y economistas, viven de "eso" y prefieren mantener las formas y los moldes.

             Pero el vendaval y la avalancha son tan reales que crujen hasta los cimientos. Cada día hay más gente consciente del engaño y de la manipulación. Por eso decía Bauman: "debemos aprender el arte de vivir en un mundo sobresaturado de información. Y también debemos aprender el aún más difícil arte de preparar a las próximas generaciones para vivir en semejante mundo". 

              Seguro que algún lector es consciente de lo que voy a decir. Desde hace años, cada día, se nos meten en casa con los informativos, los horrores de la guerra, los crímenes, naufragios de emigrantes, incendios, secuestros, palizas o maltratos de machistas o feministas, de homófobos o intolerantes, agresiones a profesionales, bullying y escraches, depredación de terroristas y pedófilos,  chanchullos de vividores, chantajes y amaños de los corruptos y chorizos, incendios  provocados, y las miradas de niños abandonados, heridos o desnutridos. El huracán es del mundo mundial y lo cuentan los corresponsales. Y todo eso, dos veces al día.

                 Lo vuelven a repetir cuando capturan a alguien, cuando comienza el juicio, o cuando sale la sentencia. Hasta que alguien en casa, dice: "¡¡¡Ya no puedo más!!! ¡Apaga la tele!" 

                 La avalancha de noticias en un tiempo reducido.

               El 80% de la población las ve. Es adicta. Casi todos los hogares ven eso a diario. Nos meten en vena esa droga concentrada durante más o menos una hora. Descargan imágenes y palabras  de basura, corrupción y mierda.

               Si fuéramos capaces de sumar las horas que "en nuestra casa y con nuestro consentimiento", estamos expuestos a esa influencia, a ese dañino ejemplo y esa droga perjudicial para nuestro cerebro y nuestro corazón y el de nuestra juventud, se contabilizarían varios años de nuestra vida.

                 Más que la contaminación ambiental, más que el alcohol, el tabaco, las "yerbas" y más que la cocaína, deteriora, alecciona, pudren  y pervierten nuestra neuronas y nuestro corazón. Como no somos de titanio, nos arruinan el yo físico, mental y emocional, y nos debilitan como humanos y nuestros valores.

                 Vemos el mundo que "ellos" quieren que veamos, y nos manipulan para que  hablemos, enjuiciemos e incluso votemos a quien ellos quieren. Cada vez somos más autómatas, más cínicos y menos nosotros.

                 El periodista, filósofo y escritor holandés, Rob Wijnsber, de 34 años,  es el editor de opinión más joven.  Desde 2007 escribe un ensayo filosófico y una columna semanal en  nrc.next. En septiembre de 2013 puso en marcha el Corresponsal,  periódico digital para periodismo de investigación. Ese mismo año ya fue nombrado "Periodista del Año", por la revista Villamedia.

                Pues bien, Wijnsber, en su sexto libro: La nueva Fábrica, desvela lo que ya sabíamos sobre el periodismo: "se ha convertido en una industria, donde los televidentes, los lectores, los ingresos por publicidad y los beneficios cuentan como indicadores indiscutibles del éxito". Es decir, la conocida como porcentaje de audiencia, Share: o cuota de audiencia o de pantalla. El espectáculo prima sobre la verdad, y la batalla, ganar audiencia, prima sobre la realidad.

                Pero dice algo que me interesa destacar: "Noticias se destina principalmente a mantener a las personas hipnotizadas permanentemente con mensajes espectaculares, no a cultivar una comprensión del mundo que nos rodea. Si algo es importante, no importa, siempre y cuando la gente hable".   
           
                Es decir, dejamos entrar a casa un caballo de Troya del que no es posible escapar, porque todas las cadenas emiten lo mismo a la misma hora: las noticias. Cada cadena o canal adopta distintas formas más o menos iguales, encaminadas todas ellas a "mantener a las personas hipnotizadas permanentemente" y hacer lo que ellos quieran.

              Eso atenta contra la salud mental y emocional. Inocula el veneno del miedo, la desconfianza, con la jeringuilla de  la información. Imponen su dictadura ideológica, y hacen saltar en pedazos los principios de humanidad y las creencias que sustentan la familia. Todo  se vende con la bandera de "libertad de expresión".

                 Estar informado es estar mal informado o desinformado. Haber oído y visto lo que vemos y oímos, no es estar más preparado para vivir hoy y aquí. La realidad es una. Parece que no todos vemos lo mismo. Algunos se han especializado en un lenguaje de camuflaje, que oculta lo que quieren y resalta lo que interesa que escuchemos y retengamos. Como decía Bauman: "debemos aprender el aún más difícil arte de preparar a las próximas generaciones para vivir en semejante mundo". Y... mañana será tarde.

                  Nos han convertido en "adictos" a las noticias. Somos "teledependientes" y después de cierto tiempo enganchados a las noticias, se tiene la convicción de que "el terrorismo es un peligro cercano",  que "los inmigrantes y refugiados" son una amenaza  para los puestos de trabajo de los nacionales; que "la violencia callejera" va en aumento y la convivencia es cada vez más difícil; que "los políticos", son corruptos y la policía "represora". Y lo más sutil, que pensemos que "la excepción" es la regla y "los nuestros" son los buenos.

                   Ese alimento de veneno digerimos dos veces por día. Esas pastillas toma la población nacional, sin que nadie las haya recetado. Aceptamos las noticias por capricho y por hábito. Y eso engendra ansiedad, desconfianza, indignación, resentimiento, miedo y hasta odio. Y si  eres crítico y no eres como la mayoría, te hunden, marginan o machacan. De eso se encargan  los que reparten "derechos", los "defensores de lo políticamente correcto", y quienes establecen "quienes y dónde" deben practicar lo que creen quienes creen.   
 
                  De libertad y tolerancia, de respeto y empatía, de amor y de sexo ...no se habla, porque solo pueden hacerlo o enseñarlo los "autorizados en convenios ideológicos", o en programas televisivos bien pagados y muy seguidos, pero de escasa categoría.

                   Prefieren que no haya "debates" ni en casa,  ni en la calle, ni en las aulas, ni siquiera en la Universidad, porque eso...puede abrir los ojos. ¿No son cada vez  más frecuentes los vetos y escraches a políticos,  profesores y personas que tienen algo que decir?

                   Usted, como ciudadano y espectador  puede preguntarse ¿es que en el mundo, en mi nación, en mi ciudad, no sucede nada bueno?

                   Sin duda que sí. Y... ¡Mucho! Pero no es noticia y por eso no sale en Las Noticias. ¡Por eso las noticias están manipuladas, son sectarias y engañan!

                    Después de tal avalancha de mierda y manipulación, de tanto odio y tanta sangre, apetece gritar, como García Lorca: ¡Que no quiero verla!... que no quiero/ ver la sangre... sobre la arena. ¡Que no quiero verla! Que mi recuerdo se quema. ¡Avisad a los jazmines/ con su blancura pequeña!

                   Por eso, como dice la canción: "¡Ya no aguanto más!". Yo necesito/ desprenderme/ necesito respirar/ necesito aire, por favor...No aguanto más".

                    ¿Qué puedo hacer?

                    Lo que dicen los sabios. "Sé tú mismo. Toma el mando ("el mando físico"). ¡Desconecta!"

                     Y vive. Pero vive libre.  Disfruta. Con respeto. Sin agobios. Sin odios. Sin exclusiones. Compartiendo y conviviendo pero al margen del maremágnum de crisis, amenazas, y noticias que ellos provocan y dejan al televidente o al lector lleno de zozobra. Incluso, y sabiendo que sólo con el corazón se ve y se puede lo que se quiere: Desconecta del Sistema.    

                    Pronto volverá la paz al desconcierto. Las piezas del rompecabezas encajaran  en su sitio, sin tener que juzgar a nadie, ni amargarte por nada. Se progresa hacia la claridad y la luz. El mundo no será el mismo porque nosotros habremos cambiado.

                    Sin noticias, ¡se puede vivir!  Los niños lo hacen y son felices. Nosotros "hemos crecido a nuestro pesar" (Hunamuno).

                   Si nos regalamos 2 horas diarias, tenemos 14 horas semanales para pensar o meditar, para ser nosotros, para leer o para hacer lo que nos dé la gana. Serán 730 horas anuales, de las que seremos dueños y nadie podrá envenenarlas si las vivimos en consciencia.

VER VÍDEO
 ( sobre todo desde 1,07 al 1,12,23 y  desde 1,32,25 a 1,40.46)

PUBLICADO EN

ESPERANDO LA LUZ  18-03-2017
http://belmontajo.blogspot.com.es/2017/03/sobrevivir-una-avalancha-es-posible.html

EL HERALDO DEL HENARES 18-03-2017   http://www.elheraldodelhenares.com/pag/noticia.php?cual=33967

CIVICA 19-03-2017 
http://www.investigadoresyprofesionales.org/drupal/content/sobrevivir-una-avalancha-%C2%BFes-posible




lunes, 13 de marzo de 2017

¿Qué hay de sólido en una vida líquida y cambiante?

Los filósofos ayudan a comprender la forma de vida de la sociedad actual, tan contradictoria.

Los sabios de la antigüedad, dada su natural sensibilidad para observar, se valían de la lógica para formular principios, leyes, teoremas, hipótesis o conceptos generales.

Demócrito, filosofo del siglo V antes de Cristo, es conocido por su teoría de que las cosas están formadas por átomos en constante movimiento y porque, según cuentan, estaba siempre contento. Aunque murió en el año 400 a d C., escribió 70 obras. Pero algunos le consideraron un peligro y mandaron quemar sus obras.

El comportamiento de la gente le provocaba risa por lo contradictorio y errático de sus actitudes y porque no se daban cuenta que ello era la causa de sus sufrimientos.

Esas actitudes erráticas, esas contradicciones que causan sufrimiento y provocan malestar, de una forma u otra, ¿persisten en nuestros días?

A los 91, en el mes de enero, ha fallecido el filósofo y sociólogo de origen polaco, más clarividente del siglo XX y principios del XXI Zygmunt Bauman.

Bauman ha revolucionado la forma de ver la vida de la sociedad actual, muy alejada de los pilares fundamentales. Es el filósofo de la modernidad líquida, alejada de los sólidos principios y los valores éticos y morales,

Pocos se han atrevido a explicar la pérdida de valores humanos, ocurrida desde la segunda mitad del siglo pasado.

Su origen judío, su pasado comunista de oficial polaco, su pertenencia a la unidad de inteligencia, la experiencia de su purga y el haber sido profesor de filosofía y sociología en Varsovia primero y luego en Israel, Estados Unidos, Canadá e Inglaterra (donde ha fallecido), le acreditan para explicar los fenómenos sociales de la era moderna. Es lo que ha hecho en los últimos 17 años.

Los cambios que vivió y su instinto observador, le llevaron a publicar algunas obras que resumen la realidad que le rodea y marcan la diferencia con las generaciones pasadas. Se revela como pensador, libre, sin dejarse encasillar. Para él, lo más constante en esta vida y de nosotros mismos, es el cambio.

Parece haber experimentado lo que decía Heráclito de Éfeso: "Todo fluye, todo está en movimiento y nada dura eternamente". Así que "Nunca te bañarás dos veces en el mismo río".

A partir del año 2000, Bauman publica Modernidad líquida; en 2003, Amor líquido; en 2005, Vida líquida y Tiempos líquidos; en 2007 apunta a que tenemos que aprender a romper con instituciones, estructuras y moldes fijados en el pasado al publicar: Vivir una época de incertidumbre.
Posiblemente esa incertidumbre, sea su forma de decirnos que la vida es cambiante, efímera y hay que tomar decisiones sobre esa cuerda floja que es la forma de vida actual.

Lo que ayer valía para todos y era firme, hoy es "líquido". El individuo tiene que ir creando sus propios moldes y tomar sus propias decisiones, de las que por supuesto es responsable. 




No todo vale. No todo lo que valía hasta ayer sigue valiendo hoy. "Ni el pasado ha muerto, ni está el mañana -ni el ayer- escrito" que decimos en España.

La realidad líquida.

Lo que vemos y tenemos es cambiante y de alguna manera tiene fecha de caducidad. Nuestro yo físico también es temporal e inestable. La realidad político social y económica y las estructuras sociales, también. Otra cosa es lo que somos y el nivel de consciencia en que nos encontremos.

La realidad es líquida, como la vida, como lo que llamamos tiempo.

Si líquido es el entorno social y cada vez son menos los aspectos sólidos, el individuo tiene que adaptarse. Pero tiene miedo y... es normal. Por eso, se va adaptando a una sucesión de nuevos comienzos que no sean muy traumáticos y tengan breves e indoloros finales. Eso sería la vida líquida, que fluye muy rápida.

Las generaciones modernas tienen ideas nuevas y relaciones nuevas en la educación, en el trabajo, y también el amor.

El trabajo, es cada vez más inestable y líquido.

Fruto de la sociedad líquida, el trabajo actual no se parece en nada al de épocas pasadas: ni al de las sociedades agrarias, ni a las industriales, ni al trabajo de nuestros abuelos, ni siquiera al de nuestros padres. Ellos tenían una fuente de ingresos, y terminaban jubilándose en el campo o en la empresa en la que entraron después de estudiar y, a la que dedicaron lo mejor de su vida.

Cada vez los trabajo son más inestables, exigen disposición para la movilidad geográfica y adaptación a puestos o áreas distintas de la empresa. En consecuencia hay renovaciones en la empresa cada cierto tiempo, incluso del personal cualificado, y despidos.

La empresa en general y las multinacionales en particular, además exigen que el empleado se auto invente para dar lo mejor para la empresa y los compañeros. Puede ser remplazado en cualquier momento si no cumple las expectativas.

Muchas personas cualificadas, ante esa incertidumbre prefieren no atarse a un trabajo para toda la vida o crear el suyo propio y hacer lo que quieren. No es fácil.

La educación, como “cultura líquida moderna”. 

"Aún debemos aprender el arte de vivir en un mundo sobresaturado de información. Y también debemos aprender el aún más difícil arte de preparar a las próximas generaciones para vivir en semejante mundo".

Ni el saber acreditado con títulos es una garantía para encontrar trabajo. Jóvenes y menos jóvenes se debaten entre la educación y el trabajo, o lo que es peor, ni una cosa ni la otra. Son los Ni Nis.

Hasta 2007, en la sociedad existía el convencimiento de que con unos buenos estudios se podía encontrar un puesto de trabajo. En los planes actuales de estudio, no hay esa garantía. Muchos no han accedido al mundo laboral y otros desempeñan trabajos muy por debajo de su preparación académica.

En su libro Sobre la educación en un mundo líquido, Bauman conversa con el educador Ricardo Mazzeo sobre la pérdida de credibilidad de las bases de la educación tradicional, por no proveer a los jóvenes las herramientas necesarias para encontrar un trabajo, y la tacha de anticuada. Debería readaptarse, reflexionar o reinventarse. Y los gobiernos y políticos, dejarse de tonterías y afrontar el problema.

La cultura líquida, no fomenta la capacidad de esperar y prepararse. No impone ni la disciplina ni el esfuerzo. Eso sí, "siembra nuevos deseos y necesidades en lugar de imponer el deber".

La “cultura líquida moderna” no es una cultura de aprendizaje, es, sobre todo, una “cultura del desapego, de la discontinuidad y del olvido”. A pesar de lo cual no se debe caer en la desesperación, que tampoco es fácil.

http://www.elcultural.com/revista/letras/Sobre-la-educacion-en-un-mundo-liquido/32371

El amor líquido

Con un corazón azul, aparece en España su libro: Amor líquido: a cerca de la fragilidad de los vínculos...

Según Bauman, el amor y la amistad en un mundo globalizado, son débiles. Y pocos, quienes están dispuestos a darlo todo por su pareja.

Lo llama amor líquido porque hay miedo a establecer relaciones duraderas y compromisos permanentes. El amor ¿es para siempre? Los jóvenes, en general, "no quieren ataduras".

"El advenimiento de la proximidad virtual hace de las conexiones humanas algo a la vez más habitual y superficial, algo lejano y más breve. Las conexiones suelen ser demasiado superficiales y breves como para llegar a ser un vínculo". Las Redes Sociales, sin cultura y sin autocrítica, son una trampa o un engaño.

Más allá de las esporádicas conexiones, de un fin de semana o de las vacaciones, ¿qué queda? Se busca el placer o la rentabilidad, de la pareja o de la vida en pareja. Y si se acaba, se deja...o se busca otra. "Mantenemos relaciones mientras nos dan satisfacción, igual que un modelo de teléfono".

Viajar, moverse, ver y descubrir nuevas experiencias, pero sin echar raíces. El amor líquido es inestable y prefiere renovarse para no aburrirse. La era del consumismo de la novedad, no es muy propicia a la familia, por miedo a perder la libertad; y por eso es estéril.

La realidad líquida de la inestabilidad, la falta de compromiso y el consumismo, termina angustiando, no cultiva la razón y acaba siendo una economía del engaño y explotación.

Podría resumirse diciendo que en la sociedad liquida, "se nos incentiva y predispone a actuar de manera egocéntrica y materialista".

En consecuencia: "residuos humanos".


Es la terrible conclusión de la sociedad líquida. Bauman aborda las consecuencias de la modernidad líquida, en su libro: Vidas desperdiciadas: la modernidad y sus parias.

La sociedad líquida, de usar y tirar, termina produciendo desechos. La globalización y las migraciones ponen de manifiesto, que no puede absorber todo. Como consecuencia de la falta de compromiso, de las guerras, y desastres, y del comportamiento material y egoísta, quedan "residuos humanos". Dicho de otro modo, son una consecuencia de la modernidad.

Son un problema para sus países de origen, pero también para el primer mundo, EEUU y Europa. Y tanto USA como la UE se enfrentan a este problema con divisiones internas. La mayor amenaza para ellos es ellos mismos y su desunión.

Por encima de la realidad materialista, cambiante y líquida, hay que encontrar la parte espiritual y trascendente del ser humano, que el comunista Bauman, no llegó a descubrir. El núcleo sólido está en el ser mismo, en su esencia.

José Manuel Belmonte.

lunes, 6 de marzo de 2017

Respeto y libertad: pilares de la convivencia.

Hay mucho ruido. Copio textualmente: "el ruido, por su incidencia sobre las personas, causa de malestar social".

Una de las formas de ruido, según el Diccionario de la Lengua, es la "la repercusión pública de un hecho". A eso me refiero.

Ruido es lo que nace del prejuicio, del juicio apresurado o de la ignorancia. Cuando todos opinan y nadie escucha... cuando todos creen tener la verdad y nadie acepta que el otro tenga algo de razón. También si se manipula y se etiqueta, para imponer un punto de vista, con el pretexto de informar.

Ruido es "encasillar" al otro, al discrepante, a la "derecha" o a la "izquierda" y ponerle el color político. Ruido es enfrentar para confrontar; es convertir al ser humano, hombre o mujer, de diferente en enemigo.

"Nadie es perfecto" por el hecho de ser diferente. El color, la derecha o la izquierda, no es mejor ni peor, por serlo. Lo importante son las personas y cada una es distinta, única e irrepetible y libre. Cuando actúa, puede acertar o estar equivocada, independiente de lo que otro piense y de eso es responsable.

Cuanto más voces, en familia o en la calle, más distantes. Más ruido. Peor convivencia. Discrepar es bueno. Enriquece si hay respeto, si se tiene una mentalidad abierta para escuchar y no para imponer una idea, un pensamiento o una ideología.

Partamos de la realidad, de los hechos, para entendernos. En el ruido de estos días hay un trasfondo internacional y otro nacional que el 90% de la gente ignora.

1) Dice Gabriele Kuby que hace tiempo se inició una "revolución sexual global" cuyo ariete es "el género". Con su ataque, desconciertan primero, dividen después y terminan imponiendo su ideología al individuo, a la sociedad y a las naciones.

El Proyecto Internacional existe, ha siso ratificado y planificado en varias Cumbres (Cairo, Pekín, Estambul,...) auspiciadas por la ONU. Persigue, -bajo una capa de progreso y modernidad-, suprimir valores no solo cristianos sino incluso valores naturales que atentan contra la propia dignidad del hombre y de la familia Manipulando el lenguaje se busca una redefinición de la naturaleza humana.

2) En España, se han suscrito unos Convenios con el Lobby LGBT en varias Comunidades Autónomas para educar sexualmente a los niños tanto en la enseñanza pública como privada. Obliga a alumnos y profesores.

Sería normal si los padres supieran de qué va. Pero no se contó con ellos, a pesar de que sus hijos son los destinatarios de esa enseñanza.

3) Hace unos meses, unos carteles, expuestos públicamente, en el País Vasco y Navarra, hablaban explícitamente de la transexualidad. Algunos padres lo denunciaron, pero las autoridades no los retiraron.


4) El carnaval de Tenerife, ha habido un ataque brutal e innecesario a la libertad religiosa, según han denunciado algunos abogados. Las instituciones y los partidos no lo condenan o justifican por ser carnaval, pero solo es el enésimo ataque que sufren los cristianos.

5) El autobús de Hazte Oír, ha desencadenado el terremoto mediático.


El ayuntamiento de Madrid ha calificado al vehículo como "autobús de la vergüenza". Dirigentes políticos, de todas las tendencias se han apresurado a condenar el mensaje que lleva y defender a los transexuales. Han emprendido acciones legales para impedir que siga circulando, denunciándolo ante la fiscalía: "por fomentar el odio y atentar contra la diversidad".

Han llovido insultos, descalificaciones y amenazas graves o muy graves, en los medios contra "la organización ultracatólica que lo ha fletado". En las Redes, se convirtió en "trending topic"

Incluso la Guardia Civil on twitter ha intentado poner un poco de cordura en las Redes Sociales : hagamos entre todos@twittwe sin insultos, amenazas ni odio al distinto. Nadie es mejor ni peor por pensar diferente.twitter.com

La policía local lo inmovilizó mientras se aclaraba "si su mensaje incita al odio".

El juez no ha apreciado odio... pero según él se tiene que quitar el lema, porque hay otros jóvenes y otras miradas. Dice que puede haber "menosprecio hacia las personas al no reconocerles su identidad sexual"

Algunos periódicos preguntan sobre si debe o no circular el "odiobus".

Hazte Oír ha dado explicaciones en los diversos medios. Además, ha puesto en circulación otro vehículo, una Caravana. Ha presentado una denuncia contra Carmena, Maestre y Barbero en la Plaza de Castilla con la Caravana informativa.

Ha sido suficiente un día de ruido, para que la noticia y las imágenes hayan dado la vuelta a España y al Mundo. El río del Bus se ha desbordado. ¿Es suficiente para recortar la libertad de expresión?

EN CONSECUENCIA:

Libertad e igualdad son el fundamento de la democracia. La ley es el único límite a la libertad de expresión.

Igualdad de derechos y libertades para todos y si fuera posible, un poco de respeto y de cordura. No todo es blanco o negro. Hay muchos claroscuros, sombras y colores. Entre la Izquierda a y la derecha hay, sobre todo, millones de personas. Todas merecen respeto. ¿Por qué no se respetan?

Los niños también tienen derechos, la vida es el primero. ¡Que vivan!

Todos tenemos derecho a estar aquí, sin discriminar a nadie, sin que nadie tenga patente para prejuzgar ni juzgar. Solo el amor cuenta y se presupone, no el odio.

La aceptación de la diversidad de las personas, que se sienten y son distintas, las que tienen enfermedades "raras" y...lo que se hace por ellas, es importante.

Una cosa es el sexo biológico, con el que se nace, según nuestros órganos sexuales, y otra cosa la identidad, es decir, que el sujeto se sienta hombre o mujer. La identidad depende del cerebro y/o del corazón y de la experiencia que uno desarrolla vivencialmente o en consciencia. Puede necesitar un proceso y mucha ayuda.

Cariño de padres y profesores con respeto e inteligencia deberían ir al unísono, para cortar el acoso escolar y social. Cierto que hay muchas familias desestructuradas, en las que los niños se encuentran solos y sufren en silencio. Hay profesores que "no ven o no se enteran" del acoso a pesar de la actitud de sus alumnos.

Tener "disforia sexual" suele producir un importante sufrimiento psicológico. El proceso de transición o aceptación de la identidad puede producir angustia o desesperación. Hay que ayudar siempre a que los hijos y los alumnos crezcan sanos física, emocional y psicológicamente.

Claro que no todos los niños o adolescentes que sufren acoso son LGTB, pero es cierto que el 90 % de los que sí lo son, ha sufrido acoso escolar. Tanto padres como educadores y médicos tienen que dialogar y buscar la mejor forma de ayudar.

Todo ser humano es un espíritu encarnado en un cuerpo concreto. Posiblemente hayamos vivido otras vidas anteriormente, o las viviremos después del tránsito, tras desencarnar. Quien ha nacido niño o niña, puede haber tenido un sexo distinto al actual. En todo caso, somos multidimensionales. Todos tenemos muchas cosas femeninas y muchas masculinas. Más de las que creemos. El cuerpo, el sexo y la identidad son importantes, pero el espíritu lo es más. Algunos lo ignoran.

Cuando el AUTOBUS se puso en marcha, les faltó tiempo a muchos para gritar: transfóbico, y decir que incita al odio, niega al otro. ¿?

Lorenzo Silva, lo ha dicho explicitamente en un artículo titulado La necesidad de negar a otro: "Lo más extremo de todo lo que un ser humano puede echarle a la cara a otro es decirle: que no es...lo admitas o no lo admitas, te guste o no te guste y lo quieras o no: soy". Concluye así: "Piensa lo que quieras, sé lo que quieras, no me aceptes, ni me apruebes, ni me apoyes, si no lo deseas o repugna a tu fe o a cualquier otra cosa que sea importante para ti. Pero abstente de aparcar autobuses que miente en a la puerta de los colegios" (El Mundo 5 de marzo).

Creo haber resumido lo esencial sobre el ruido. Pero se constata que, a la hora de enjuiciar y manipular, en general, hay una doble vara de medir en el lenguaje. Como dice Elentir, curiosamente "hay ultracatólicos en un mundo sin ultraateos ni ultramusulmanes. Existe la islamofobia, pero no la cristianofobia. Hay homofobos, o transfóbicos y LGTBfóbicos, pero no heterófobos. Hay ultraderechistas, ultraconservadores y ultra liberales, pero no ultra izquierdistas ni ultraprogresistas. Hay machistas pero no hembristas".

Entonces ¿quién incita al odio? Que cada uno responda como quiera.


Lamento que una vez más, los niños sean utilizados en campañas de adultos. Los adultos y los padres pueden y deben confrontar ideas y defender sus derechos. Pero los niños merecen respeto siempre. La libertad de cada uno tiene un límite: termina cuando empieza la de los demás.

Cuando no se escucha se hacen campañas GRATIS a los "otros" y el ruido no se acaba, aunque se niegue lo evidente. "Cuando el pájaro cautivo pretende desenlazarse, más se enliga".

A este país le gusta el ruido para no pensar:"de cada 10 cabezas nueve embisten y una piensa".

Por eso, mejor "quitarse de ruidos", que según el Diccionario de la Lengua equivale a "Dejar de intervenir en asuntos que originan disensiones o disgustos"

PUBLICADO EN
ESPERANDO LA LUZ 06-03-2017
http://belmontajo.blogspot.com.es/2017/03/respeto-y-libertad-pilares-de-la.html

EL HERALDO DEL HENARES  06-03-2017
http://www.elheraldodelhenares.com/pag/noticia.php?cual=33825

CiViCa 13.03-2017

http://www.investigadoresyprofesionales.org/drupal/content/respeto-y-libertad-pilares-de-la-convivencia

José Manuel Belmonte


martes, 28 de febrero de 2017

Mar y plástico. ¿Vida en peligro?


              Dicen los científicos que en nuestro sistema solar, la Tierra y Marte son los únicos planetas rocosos. Aunque vista desde el espacio, la Tierra parece un planeta líquido. De hecho si se analizara la superficie del planeta, tendríamos que el 71% es agua, frente al 29% que sería la masa continental.

                Pero si se juntara ese 71% de agua  y se incluyera el agua dulce de ríos, lagos, y la masa de agua helada, apenas representaría un 0,02% de la masa total del planeta. El agua representaría un volumen de 1.386 millones de kilómetros cúbicos. Y es la base de la vida y el alimento.

                 Ese inmenso vaso terráqueo, contiene el principio de vida. Sin embargo el agua no  tiene en todas partes la misma temperatura. El calentamiento oceánico afecta en particular a las aguas superficiales más cálidas, donde empieza el milagro de la vida. El encuentro entre la luz y el agua necesita la clorofila del fitoplancton marino para la fotosíntesis. Ese verdor es el que sustenta toda la "cadena trófica". Es decir, ahí se produce el proceso de transferencia de energía alimenticia a través de una serie de organismos, en el que cada uno se alimenta del precedente y es alimento del siguiente.

                Según un estudio publicado en Science Advance, el calentamiento de esa capa no ha cesado desde los 80 y la producción de clorofila y la capa de plancton tampoco ha cesado de disminuir. Además, tanto las aguas superficiales como las profundas contienen un elemento contaminante que lo daña todo: el plástico.

                 El plástico que contamina y mata.

                 Alguien ha dividido la historia de la Humanidad en Edad de Piedra, Edad de los Metales y la Edad del Plástico, en la que nos encontramos.

                  Sigue siendo verdad que una imagen vale más que 1000 palabras. El fotógrafo tinerfeño Francis Pérez, que ha ganado hace unos días el premio World Press Photo en la categoría de Naturaleza con una instantánea de una tortuga boba tomada en su isla, ha agradecido el respaldo que ha recibido su “foto denuncia”. Las redes abandonadas son un peligro.


                “Espero que enseñemos esta fotografía en grandes dimensiones porque muestra el problema del impacto del ser humano en la vida marina”, dijo en Amsterdam a Efe el director de World Presss Photo, Lars Boering, sobre la foto de Francis Pérez.

                 Los plásticos son útiles y poco costosos. Al ser desechados y arrojados al vertedero, mal reciclados, se degradan y dispersan por tierras y campos pero acaban en el mar. La fragmentación y dispersión global del plástico en el medio ambiente comienza en seguida. En partículas cada vez más pequeñas, puede ser transportado a grandes distancias por el viento y los ríos. 

                  Se calcula que cada año, cerca de 14 millones de toneladas métricas de plástico terminan en el océano. Aves, animales y peces entran en contacto con el plástico. Se convierte, unas veces, en trampas en las que quedan atrapados y otras, ingeridos accidentalmente, termina en su vientre. Pueden morir, pues su estómago no está preparado para digerirlo.

                  Los albatros son particularmente vulnerables porque se alimentan de huevos de peces voladores, que están pegados a objetos flotantes que en la actualidad son mayormente trozos de plástico.

                   Las tortugas suelen ser víctimas de las bolsas o estructuras de plástico, porque, cuando están bajo el agua, son muy fáciles de confundir con medusas.

                   El plástico absorbe las toxinas del agua. Aunque sea en pequeñas partículas,  siguen siendo no biodegradables y tóxicas. Los seres microscópicos que componen el plancton marino comen microplásticos, al igual que animales filtrantes como los mejillones. Y de una forma u otra,  más de 300 especies de animales, peces y aves, lo ingieren, y a su vez terminan en el estómago de los seres humanos.  "La ciencia apenas está comenzando a estudiar este fenómeno, y poco se sabe de su impacto en la salud de los animales y las persona".

                   Se calcula que al ritmo actual, en una década, habrá un kilo de plástico por cada 3 de pescado. Lo que no es de extrañar si -en el mar-  por cada milla cuadrada hay 100 millones de toneladas de plástico (contando los fragmentos en suspensión de menos de 4mm),  que tienen la propiedad de atraer componentes aceitosos (hidrofóbicos) del agua de mar.

                  Incluso las playas de todo el mundo, incluida la Antártida están contaminadas y el plástico( además del visible a simple vista) compite con la arena. Ya se están formando playas de plástico, como Kamilo Beach, al sur de Hawaii. No se habla de esta contaminación en las playas, mientras... se reparten banderas de limpieza.

                  Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud y la UNEP han declarado conjuntamente que la disrupción endocrina (uno de los efectos del plástico) es una crisis global. Por eso un grupo de 10 científicos ha solicitado que los gobiernos declaren el plástico como residuo peligroso.

                 Si no se hace algo y pronto, nuestros hijos y nietos no conocerán un mar sin plástico. Y de todos modos, se halla en toda la columna de agua e incluso en el sedimento, del fondo.

                El proyecto de un joven para salvar los mares.

                Como el mar está en movimiento y hay poderosas corrientes, cualquier intento de limpiar el plástico del mar, parece condenado al fracaso. Hasta ahora es un desafío casi imposible para todos y poco más se ha hecho que, recomendar el reciclaje.

                 Se calcula que de las 288 millones de toneladas que se producen al año, el 10% van a parar a los océanos. La mayoría -el 80%- viene de los desechos que se producen en tierra y de ahí llegan a los ríos  o al viento, hasta que finalmente alcanzan el mar.

                  Se sabe -como dato previo, que las corrientes marinas arrastran los plásticos, y que se congregan en cinco sistemas conocidos como remolinos, en los principales océanos. El más famoso es "Gran mancha de basura del Pacífico", localizado entre Hawái y California.

                 Boyan Slat, tiene 22 años, natural de Delft en Holanda y desde que descubrió buceando en Grecia la suciedad del mar :"Vi más bolsas plásticas que peces", tiene un propósito y una obsesión: limpiarlo. Este estudiante de Ingeniería Aeronáutica decidió centrar sus esfuerzos y su talento en el diseño de un proyecto que beneficiará a toda la humanidad.

                 Al preguntarse "¿por qué en vez de tratar de perseguir los desechos no aprovechamos las fuerzas de las corrientes y hacemos que vengan hacia nosotros?" buscó la solución.

               Desarrolló la idea en un proyecto científico escolar: aprovechar el movimiento para encerrar la basura flotante para poderla sacar. El plástico se movería a lo largo de unas barreras hacia una plataforma, desde donde se le podría extraer fácilmente.   
        
                Con 17 años, presentó su innovador proyecto -en 2012- para limpiar los océanos. Ha perfeccionado el invento y fundado una ONG cuyo nombre es Ocean Cleannup (Limpiar el Océano). Publicó una charla en YouTube, que no suscitó entonces mucho interés.

                   Para ello intenta aprovechar  la innovación tecnológica y eliminar el plástico que flota en el mar a cualquier profundidad y servirse de las corrientes marinas.  Su idea es crear grandes barreras flotantes en forma de V de hasta 100km de longitud. Estarían ancladas al fondo o hasta 4.000 metros de profundidad. Así capturarían los residuos de plástico que las corrientes empujarían hacia el centro de la V. Ahí se almacenarían en torres flotantes. Y luego recogidas por barcos que las trasladarían a plantas de reciclaje en tierra.

                       En 2013 comenzó a recibir respuestas de todo el mundo a su charla. Recibió miles de e-mails y cientos de peticiones de medios de comunicación además de ofertas económicas. Ciertamente también le llovieron críticas de ingeniería y oceanografía y le dijeron que eso no iba a funcionar, porque el océano destruye todo, antes o después. "Creo que es una tontería concentrarse en metodologías para sacar el plástico de los océanos cuando en realidad deberíamos evitar que lleguen hasta allí", dice Richard Thompson, de la Universidad de Plymouth.

                       Para hacer frente a las críticas, Slat elaboró un informe de viabilidad de 530 páginas en 2014. Su investigación, que realizó de forma conjunta con más de 70 ingenieros y científicos, está basada en pruebas extensas y modelos de simulación por computadora.

                       En 2015 el proyecto Ocean Cleannup se alzó como uno de los 25 mejores inventos, según la revista Time. Además, al Gobierno holandés le pareció interesante y útil. Donó 500.000 euros para ayudar a su financiación.  El coste del proyecto es enorme, pero por algo comenzaba, y señalaba el camino. De hecho Slat  fue el ganador más joven del premio global de medioambiente de Naciones Unidas.  Le ha sido concedido también el premio Campeones de la Tierra.

                      En 2016 probó a pequeña escala, en el Mar del Norte, un prototipo de su proyecto. 
                     Slat dedica casi 15 horas diarias a su Ocean Cleanup, aunque afirma que el dinero no le importa ya que lo que quiere es que su sueño se convierta en realidad.

                      El y su equipo plurinacional siguen trabajando incansablemente en su planta de Delft, la ciudad del corazón azul. El dinero para el proyecto ha venido de empresas y particulares. El proyecto le absorbe todo el tiempo. No ha podido terminar su carrera, pero dirige a su equipo multidisciplinar donde todos se comunican en ingles.  

                     Han realizado mapas para evaluar la posición exacta de la mayor parte de basura. También han  realizado estudios desde el aire que les permiten ver hasta una profundidad de 80 metros bajo la superficie, para analizar cuanto plástico puede haber a esa profundidad.

                    Con 30 barcos de vela en 30 días, recogieron más toneladas de plástico que todo lo recolectado en los últimos 40 años.

                  El proyecto promete.  Boyan Slat, acaba de ser nombrado "Europeo del Año" siendo el ganador número 22 de ese reconocimiento único de Selecciones  Reader´s Digest (febrero).

                   Y, si todo sale como está previsto, a partir de 2018 la primera formación de V completa puede estar en el mar. El equipo de Slat podría realizar la construcción de las barreras flotantes de la plataforma, bien en el Atlántico Norte o en el Pacífico Norte.

                   Como en cualquier invento, no suelen dar muchas pistas. Si además de Ocean Cleanup alguien más puede limpiar los mares, mejor que mejor. "Si quieres hacer algo, tienes que hacerlo lo más pronto posible". Lo importante es que alguien lo haga y lo antes posible.

                 Se necesitan fotos y videos que denuncien y alerten del peligro, y sobre todo proyectos con talento que demuestren al mundo que lo que parece imposible, no lo es.

PUBLICADO EN 
ESPERANDO LA LUZ 28-02-2017
http://belmontajo.blogspot.com.es/2017/02/mar-y-plastico-vida-en-peligro.html
EL HERALDO DEL HENARES 28-02-2017
http://www.elheraldodelhenares.com/pag/noticia.php?cual=33738 
CIVICA 06-03-2017
    http://www.investigadoresyprofesionales.org/drupal/content/mar-y-pl%C3%A1stico-%C2%BFvida-en-peligro    

             

sábado, 18 de febrero de 2017

Corazones destrozados, de mujeres utilizadas.

            Desde que  el científico japonés Emoto hizo ver que las palabras afectan y cambian la creación, para bien o para mal, se puede comprender que la Naturaleza este gritando que hay mucho más... que palabras, que eso sucede también con los actos.

             Si solo llamar "fea" a una manzana puede pudrirla; si decir "gracias" a unos granos de arroz les protege, y si escribir o cantar "paz" repercute en el agua, para que forme cristales de una belleza extraordinaria... la tormenta de los sentimientos humanos que arrojamos por la boca en forma de palabras y las acciones, repercuten en el mundo físico y en la Humanidad.

             Todos los seres humanos existentes actualmente en el mundo estamos aquí gracias a una madre.  Y estamos aquí para ser felices. Algo más de la mitad, de los siete mil cuatrocientos millones, son mujeres; con la misma naturaleza y dignidad que los hombres y los mismos derechos. Pero con demasiada frecuencia, las noticias, nos muestran sufrimiento. La desigualdad, es una injusticia que produce mucho mas dolor de lo que nos imaginamos. Parece que el viejo mundo se está derrumbando. Veamos algunos ejemplos en la vida.

              1) 11F Día Internacional de la mujer y la niña, en la ciencia.

              Es fácil intuir que si se le dedica un día, es porque en ese campo, la mayoría de ellas, no han podido abrirse camino; ni en el acceso a la educación, ni consiguientemente a la especialidad científica. El caso de la niña Malala dio la vuelta al mundo.

              Hay un injusto olvido de la educación en la mujer. Ahora, "Figuras ocultas", es una película de Theodore Melfi , candidata a ganar el Oscar, que rinde homenaje a tres mujeres excepcionales: Mary Jackson, Dorothy Vaughan y Katherine Johnson. Sus conocimientos sirvieron al progreso en la carrera Espacial, pero pocos saben de ellas.

            Luego, algunas mujeres antes y ahora, han sido o están siendo  ignoradas, utilizadas o maltratadas, injustamente en la vida real, y no solo de palabra. Y eso, de muchas formas,  se oculta y no quieren que la sociedad se dé cuenta. Más en concreto...

            2) Mutilación genital.

             La mutilación, por motivos no médicos, es una violación de los derechos humanos, tiene para ellas graves consecuencias ginecológicas, psicológicas y en ciertos casos, vitales. El dolor físico y psicológico es difícil de evaluar por quien no está en su piel, pero es enorme. Es un abuso.

             No podemos ni imaginar la frustración, el dolor y la injusticia que supone que cada año 3 millones de niñas sean mutiladas genitalmente.

             Pero además, produce verdadero asombro que cerca de 200 millones de mujeres, vivan silenciosamente  de por vida, sin clítoris.
http://www.unwomen.org/es/digital-library/multimedia/2015/11/infographic-violence-against-women

                    Y que el resto de la Humanidad, no se plante ante Naciones Unidas reclamando un Programa de Educación y Concienciación para erradicar, sobre todo en el mundo musulmán, el fin de esa práctica irrespetuosa  contra el derecho de la mujer.      
  
                      Y las mujeres del mundo libre, ¿por qué callan? ¿Por qué no denuncian en la calle y en las redes http://bit.ly/2kvaXLA, hasta que esa lacra termine y sea reconocida y respetada cada mujer en su integridad?
http://www.abc.es/opinion/abci-millones-mujeres-clitoris-5311932733001-20170206015243_video.html

                       Se debe añadir, que 700 millones de mujeres han sido obligadas a casarse  siendo niñas o antes de la edad adulta.  Además de un trato mercantil, ese hecho pone fin, cuando se produce, a la educación de la niña.

                      Y 4,5  millones, de los 21 millones de personas que realizan trabajos forzosos, son víctimas de la explotación sexual, debido a fuerza física, estafa o engaño. Lo cual es una forma de esclavitud.
                       Podemos estar ante la trata de seres humanos. Las personas afectadas, pueden estar vigiladas, amenazadas y no pueden ni denunciar. ¿Por qué no lo denuncia quien lo sabe?

            3) Maltrato, violencia machista, asesinato.

             En todo el mundo, una de cada tres mujeres 1/3, ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de su compañero sentimental o su pareja.

             Según los datos oficiales, 1.500.000 mujeres en España sufren en silencio el maltrato machista, por miedo a denunciar.  Para hacernos una idea, solo una de las 10 asesinadas en 2017 por violencia machista había denunciado. El denunciar, tampoco elimina el riesgo, porque no hay verdadera ayuda estatal para que la mujer se pueda liberar del maltratador y vivir con dignidad y atender a sus hijos si los tiene.

              En general, uno de cada dos casos de mujeres asesinadas (1/2), el autor era su compañero sentimental. Es, pues, un problema, cada día más visible, que continúa siendo una lacra en las sociedades occidentales. 

              "El bien y el mal cohabitan en la misma persona"  dice Todorov. Es sabido. Pero "el que sufre tiene derecho a ser atendido" y "nosotros solo podemos tener un deber de asistencia". No importa la raza, cultura o religión de la persona que sufra el maltrato.

                Se sabe que, en muchos casos, son grupos criminales o mafias, quienes están forzando a la prostitución y explotando a niñas o mujeres retenidas. Hay muchas formas de explotación sexual, incluso a través del método lover boy  por el que  un falso pretendiente engaña a mujeres, especialmente vulnerables, con falsas promesas de amor y trabajo para atraerlas y cuando llegan, las explotan.

                Si no se puede ayudar, por lo menos hay obligación de denunciar o ponerlo en conocimiento de la autoridad competente, o bien por teléfono al 016. 

                 Ayudar o denunciar, también, en casos de acoso o  abuso de menores en colegios. Copio las palabras que dejó escritas una niña, antes de quitarse la vida.

                "Mi nombre es Cassidy Trevan y fui violada...No hago esto para vengarme de los alumnos que me violaron, ni de los que organizaron la violación, ni de los que me acosaron por ello o se burlaron de mí por haber sido violada. Tampoco lo hago para llamar la atención...Hago esto por los más de 1.500 alumnos de entre 7 y 12 años que acuden a esta escuela y necesitan que les advierta. A mí me pasó esto y el personal del colegio no hizo nada para ayudarme".

                4) Aborto.

                 Con los avances tecnológicos existentes,  con los monitores y los ultrasonidos, quien no quiere ver no ve y quien no quiere escuchar no oye.  Independientemente de la legalidad o ilegalidad, de la cultura y de la ética, toda mujer embarazada sabe. Es consciente de a dónde va, lo que lleva en su vientre y lo que ha dejado cuando vuelve.

                La sociedad se empeña en camuflar y ocultar la realidad con eufemismos y supuestos derechos. Cuando alguien sabe o cree que sabe, es consciente de lo que quiere y lo que hace. Pero generalmente, nadie informa a la mujer de las secuelas psicológicas posteriores.

                Desde el total respeto, y desde la idea de EMOTO sobre la repercusión en la naturaleza y en la Humanidad de lo que decimos o hacemos, quiero simplemente dar unos datos oficiales, que están al alcance de cualquiera. Cada uno saque -si quiere- sus conclusiones.

                El año pasado se produjeron en España 94.188 muertes de niños por aborto. Desde que entró en vigor la ley democrática sobre el aborto quirúrgico, se ha producido, un millón de abortos (decir interrupción voluntaria del embarazo, es un eufemismo).

              Anualmente, los fallecimientos provocados de seres inocentes en el mundo, supera el número de habitantes de una nación como España. Que multiplicados por los años de los que se tienen datos estadísticos, sería como la desaparición de la población total de un Continente.

              5) Vientres de alquiler.

               Hoy en día se habla de la "maternidad subrogada", que no deja de ser otro eufemismo. La gestación subrogada, en una madre "por encargo",  es el "vientre alquilado" de una mujer, mediante pago en compensación del servicio y molestias de los rigores de la gestación y parto además de las consecuencias físicas y psicológicas. Una transacción comercial.

              En realidad, hay muchísimas más mujeres deseosas de ser madres y reacias a dar los pasos hacia la finalización por falta de apoyo político, económico y social, que parejas deseosas de recurrir a la gestación subrogada. El dinero presiona hacia la utilización y la comodidad.

               Existe la alternativa: la adopción, ante la imposibilidad de concebir de forma natural un hijo. Pero los gobiernos tampoco fomentan esa vía alternativa. De hecho las adopciones internacionales, en España, han caído un 85/% en 10 años. Pasando de 5.541 a 799, de 2005 a 2015.

               El dinero de unos y la necesidad de otras, lleva a "utilizar" a la mujer, como incubadora. Una explotación. Una forma sutil de tráfico de seres humanos sirviéndose de la necesidad ajena.

               Es convertir la maternidad en negocio. Como negocio es el aborto: "deshacerse del hijo" que una madre lleva. Lo saben todas las clínicas  y los gobiernos.

                6) "El agujero frontal".

                  El genial José Luis Coll en su provocador y divertido Diccionario, jugaba con los términos, retorcía las palabras, cambiando solo una letra (v.g. acuñación por "acoñación").  Las llevaba al dominio del humor para provocar la sonrisa unas veces, la carcajada otras y en algunas ocasiones...la pena.

                  Algo de esos produce la noticia de que la Asociación Médica Británica -BMA, por sus siglas en inglés- “recomendó” a sus 160 mil médicos afiliados, estudiar un manual sobre nuevos patrones de expresión y comunicación desde la ideología de género.

                  El poderoso lobby y su ideología, ha traspasado todos los límites imaginables sobre el género y la identidad sexual. Esa asociación utiliza la neo-lengua de género y solicita evitar la palabra "madre" para referirse a las mujeres embarazadas, porque podría "herir" la sensibilidad de "los" que no se sienten mujeres.

                   El lobby  muy activo en la reivindicación de los derechos de la mujer, tienen como una gran conquista social el aborto. Tal vez, si quieren que no se le diga "madre" a la mujer embarazada, es porque quieren "borrar" de su vientre la palabra "hijo", para mejor eliminarlo sin restricciones éticas, morales o religiosas.

                  ¿Cómo llamaremos a la mujer que nos ha dado la vida? No especifican. Pero sin "madres" en la naturaleza ¿que nos queda?

                  Amantes como son de los neologismos, sugieren que a la vagina debería llamarse...el "agujero frontal" y cuando hay cesárea –para no ofender a los transexuales- debe llamársele "ventana de nacimiento".

                  Si EMOTO, pudiera analizar la respuesta de la Naturaleza ante las palabras y los hechos descritos, escucharía sus gritos. El grito puede indicar que el viejo mundo está desapareciendo porque está emergiendo el nuevo. La Humanidad vieja está desapareciendo porque nace una Nueva Vida está naciendo (Ap.21, 1ss).  Tardará más o menos, pero los síntomas son claros. 
Estamos sufriendo esa metamorfosis, exterior e interior, como dice E. Carrillo (Ver el video a partir del minuto 35)


PUBLICADO EN

ESPERANDO LA LUZ 18-02-2017
http://belmontajo.blogspot.com.es/2017/02/corazones-destrozados-de-mujeres.html

EL HERAÑDO DEL HENARES 19-02-2017

http://www.elheraldodelhenares.com/pag/noticia.php?cual=33635 

CiViCa 20-02-2017 
http://www.investigadoresyprofesionales.org/drupal/content/corazones-destrozados-de-mujeres-utilizadas