martes, 13 de enero de 2015

La vida nos sorprende siempre





        Era ya la noche mágica de Reyes, la noche de las ilusiones  y el encanto de las familias. Me vino al pensamiento el final de la novela de Mamen Sánchez que había terminado de leer, gracias a que me había quedado sin ordenador. "La tierra es un planeta grande, las mareas son caprichosas, los niños nacen cuando les da la gana y los corazones se ablandan del mismo modo que el agua..."

        De pronto comenzaron a llegar al móvil un gran cantidad de fotos de niños que habían recibido sus regalos en la Sede de una ONG humanitaria la tarde misma del día 5.  Eran fotos de niños alegres. Yo sabía, sobre todo, que eran de niños que "nacen cuando quieren" porque sus madres quieren. ¡Qué coincidencia! Aunque... no hay casualidades, hay milagros.

        Me explico. Esos niños que aparecían en las fotos, son un regalo de la vida y un regalo a ellos de su familia, sobre todo de su madre. ¡Sí ya sé que todos los niños lo son! Pero éstos son algo más. Tienen mucho de especiales: son casi un milagro.  Sus mamás son muy jóvenes, algunas incluso son menores de edad. Algunas son madres sin pareja. Algunas han tenido que enfrentarse solas a la decisión de llevar adelante su embarazo. Otras además tuvieron que dejar la casa de sus padres, porque ante el dilema terrible que les plantearon sus familias, eligieron la vida de su hijo, y pasaron algún tiempo en casa de alguna familia amiga que decidió ampararlas y acogerlas.
 
        Esos niños tan queridos y tan alegres, los que tienen la suerte de contar con un papá y una mamá valientes, tampoco tuvieron nueve meses especialmente tranquilos. En algún caso, sus padres se quedaron sin trabajo, Habían decidido formar una familia, pero al caer las ganancias, se enfrentaron al drama del desahucio, por no poder pagar los recibos del banco, o el alquiler de la vivienda.

        Esos niños felices, con el Rey Mago, como millones de niños en estas fechas, fueron acogidos y amparados por una Asociación en la que su mamá o sus padres fueron acogidos. Puede decirse que son los niños de la gran familia Providav-Lugo, Es una asociación Pro-vida y Derecho a Vivir, sin recursos y sin ánimo de lucro, que no ha tenido ayuda de ningún organismo estatal, pero cuenta con el inmenso corazón de otras mujeres valientes, dispuestas a echarles una mano.

        No hay casualidades, decía. Los hilos de  la vida de estos niños , y sus padres, y de los miembros de esta asociación, los mueve  y sustenta quien mueve y sustenta los astros, guía la estrella que ilumina a cada uno de los seres.

        Esta asociación, que abre sus puertas, de lunes a viernes, en un local alquilado, todos los días, y tiene un teléfono disponible las 24 horas, pensaron que había que implicarse diariamente y no era suficiente una manifestación, de vez en cuando, en contra del aborto. Ellas saben, lo que a nadie se le oculta, que lo  que más necesita una mujer, ante un embarazo inesperado, es la comprensión, la acogida, y la ayuda humana y material. No estar sola, sin información y sin apoyo ante la alternativa de abortar,  que le ofrecen gratuita y repetidamente  desde todos los organismos del estado, en cuanto se confirma su embarazo y la ven sin recursos.
    
        Estos hermosos niños, son hijos de nativas y de emigrantes, de familias creyentes, bien católicos o de otras religiones. A estas mamás no se les pregunta de dónde vienen, ni cuál es su credo. Sólo de qué forma pueden apoyar la decisión que vayan a tomar o hayan escogido. En todo caso, que no estén solas, perdidas o angustiadas,

        Aparentemente poca ayuda puede brindar una Asociación que nació oficialmente hace 2 años, el día de los Inocentes, y que en este tiempo ha visto nacer a la mayoría de esos niños. Pero dice el refrán, que "hace más el que quiere que el que puede". Las pocas personas voluntarias de que dispone la asociación, con las pequeñas aportaciones de algunos socios y de personas ajenas, a día de hoy ayudan a 138 personas (entre adultos, bebés y hermanos de los bebés).

        La vida nos sorprende con toda la belleza, nos enseña la alegría de dar y recibir lo que se tiene, y los diferentes caminos de la integración y la solidaridad. Seguro que esta asociación, estas mamás, estas familias, y estos niños, necesitan muchas más cosas. Pero, lo entendamos o no, estas familias, estas mamás y sus hijos son un regalo para la sociedad, en estos momentos y de cara al futuro.  

        Les aseguro que el día de Reyes, este año, ha sido inolvidable. Por eso escribo estas líneas, en primer lugar como agradecimiento a esas jóvenes mamás; en segundo lugar para compartir la alegría que veo en el rostro inocentes de sus hijos.

        Gracias a Providav-Lugo y a cuantas asociaciones similares trabajan, a lo largo y ancho de éste gran país. Ayudan, enseñan y apoyan a la mujer, y a los niños en la primitiva etapa de su vida.
      
        Seguro que la recompensa interna por el trabajo bien hecho les compensa de todos los sacrificios y desvelos. Ojalá los ayuntamientos y los demás entes estatales no fueran tan cicateros para apoyar la vida y fueran menos generosos para eliminarla.  Posiblemente las caras de estas criaturitas con sus sonrisas inocentes lleven un mensaje para todo el mundo, incluidos sus gobernantes y sus legisladores. ¡Ojalá!

        Gracias a la vida por todas estas vidas, y por las que no vemos pero están ahí haciendo el mundo más humano.


NOTA: Por si alguien desea mayor información sobre esta asociación,
              providavlugo@orange.es
              providavlugo@providavlugo.org
              tf. 34 666 57 21 68

PUBLICADO EN EL HERALDO DEL HENARES:COLUMNA: LA TANGENTE. 13-01-2015: http://www.elheraldodelhenares.es/pag/noticia.php?cual=24223
BITACORA DE BELMONTE EN CIVICA.15-012015: http://investigadoresyprofesionales.org/drupal/content/la-vida-nos-sorprende-siempre

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Amapola Azul,
      Estoy muy de acuerdo en ue la infancia es el futuro. Tal vez no sabemos hasta qué punto eso es verdad.
      Muchas gracias,
      José Manuel

      Eliminar
  2. Bendecida sean estas personas por tan humana y desinteresada ayuda que brindan a las madres y los niños , y defienden la vida con tanto amor ..Felicidades desde Paraguay ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido, de que las mamás de estos niños son unas mujeres muy valientes, saben lo que quieren y luchan por ello.
      Pero es verdad también, (y sé de lo que hablo porque he podido conocerlas), que las que les brindan ayuda y han creado esta asociación PROVIDAV LUGO, tienen un mérito enorme, son "madres coraje". Por el Derecho A Vivir han nacido y cada día se esfuerzan para que a ninguna mujer, ni a su hijo (o hijos) les falte lo necesario. Poco a poco tendrán más apoyo y reconocimiento.
      Muchas gracias, a ti, a tu familia y a tu gran país.
      Un abrazo,
      José Manuel

      Eliminar
  3. Gracias Josema ,te agradecería me mandes la direccion de esta asociación para poder escribirles ... Cariños cruzando los mares.Bendiciones,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo haber dejado algunas direcciones de correo, al final del mismo texto del artículo.
      No tengo inconveniente de añadir, con su permiso, la dirección de su Presidenta Emilia Martínez:

      marailime@gmail.com

      Aprovecho para enviarte un saludo afectuoso, amiga Rossy.
      Y gracias a tí,
      José Manuel

      Eliminar
  4. Bien lo has expresado José Manuel. Conozco una asociación igual en Sevilla. Es espectacular el trabajo que realizan, pero lo más grande es la mirada de alegría y esperanza cuando muchas de sus madres los ven por primera vez. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe:
      Es verdad que hay en muchos lugares asociaciones así de generosas y de encantadoras. Dan sentido a sus vidas ayudando a las mamás desconcertadas, para que descubran la bendición que les traen sus hijos.
      Me encantaría no solamente que hubiera más mujeres que experimentaran la alegría de un servicio tan altruista, sino también que los medios de comunicación fueran más generosos en difundir un beneficio como éste para la sociedad.
      Te deseo igualmente un buen fin de semana.
      Un abrazo,
      José Manuel

      Eliminar