viernes, 28 de enero de 2011

AL OTRO LADO DE LA VERJA

En democracia tan importante es el gobierno como la oposición. Cuanto más equilibrada esté la balanza del poder, menos tentación de caer en los extremos del totalitarismo o la sociedad anestesiada. Los derechos y las libertades cada día que no se defiendan estarán amenazados. El crítico es siempre alguien que hace pensar. Intento decir que estar a un lado o a otro de la valla es importante. Sobre todo es importante saber dónde se está y por qué y cómo se lucha. Hoy quiero rendir homenaje y decir lo peligroso que puede ser estar fuera, en el exterior. Y lo voy a hacer con dos testimonios, el de Shawn Carney, el hombre que cuenta el apoyo humano y espiritual a Abby, y el de la abuela Gibbons. “Hoy hace un año entré en mi antigua oficina en Colelition for Life en Bryan College Staation, Texas, y descubrí que estaba allí Abby Johnson. Habíamos estado en lados opuestos de la valla desde hace (8) años y en ese momento nos encontramos juntos…” (Ella era la Directora de la Clínica abortista Planned Parenthood, él un decidido defensor de la vida). “Abby había visto un aborto en pantalla de ultrasonido –por primera vez – y estaba aturdida por la realidad de lo que realmente sucede durante un aborto. Ella sabía que estaba viendo morir a un ser humano indefenso. Y también sabía inmediatamente que nunca podría mirarlo de nuevo”. Se sintió tan derrotada y tan mal que cruzó al otro lado en busca de ayuda. No quería seguir ni un minuto en el lugar equivocado, donde la muerte de inocentes era real y diaria, como señalaban desde el otro lado los voluntarios pro-vida”. Abby fue encontrándose a sí misma. Empezó a descubrir lo que deseaba hacer. “Ella reconoció que se sentía mejor estar en nuestro lado de la valla”. “Unos días después, Abby y yo posamos para una foto en el lugar de nacimiento de 40 Días por la Vida – ¡su antiguo centro abortivo!”. Los defensores de la vida saben que tanto como su presencia, su movilización y sus campañas públicas en contra de los abortos, es necesaria la fuerza interior y la iluminación de Dios a las personas. Este proceso, es silencioso e interior, está vinculado a la oración. “Sabemos de 37 empleados de centros abortivos – incluyendo a Abby – que han abandonado sus empleos durante campañas de 40 Días por la Vida. Yo no sabía que esto me pasaría a mí el año pasado y ¡Ud. no sabe lo que le puede pasar a Ud. durante su campaña!... recuerde rezar por el personal junto con las madres y bebés. Muchos de ellos están buscando una salida – pidan que tengan el coraje para dar ese paso. Ahora mismo hay un empleado en particular que realmente necesita oración ya que ha visto a otro empleado abandonar el centro y quiere hacer lo mismo”. Shawn Carney, Director de Campaña 40 Días por la Vida, termina diciendo: “¡el Dios que convenció a Abby Johnson a abandonar a Planned Parenthood puede hacer cualquier cosa!”. (En España, este año, la campaña 40 Días por la Vida comenzará el próximo 9 de marzo. ”Estamos muy ilusionados de que España se una a 40 Days for Life. Esta será la primera vez que España participa en este esfuerzo internacional pro-vida en rápido crecimiento). EE.UU ha celebrado el 38 aniversario de la aprobación de la ley del aborto, con una gran Marcha por la Vida. En ella el congresista republicano de Ohio, John Boehner, dijo: "nadie está libre cuando los más vulnerables miembros de la sociedad pierden sus derechos. Sin respeto a la vida, la libertad también está en peligro". Una prueba. ¿Sabe usted de alguna mujer que haya estado en la cárcel por abortar? En todos los países, los partidarios del aborto, siguen difundiendo que las mujeres que abortan van la cárcel. Pues alguien se ha pasado allí casi 7 años, exactamente 75 meses, simplemente por defender la vida. La Navidad también la pasó entre rejas. La abuela de la que quiero hablar es Canadiense. El gravísimo delito de Linda Gibbons ha sido situarse con una pancarta fuera de las clínicas abortistas desde 1994, y si alguien le pregunta, pues le dice una palabra o le aconseja. Su cartel no es subversivo, ni incendiario; dice simplemente: “¿Por qué mamá? Si tengo mucho amor que dar”. Sorprende el trato dado a quien no ofende, ni rompe, ni quema, ni entorpece. Sorprende que se trate así a una mujer que apenas mide 1,50 y no llega a los 55 kilos. Hace algún tiempo algún periodista, concretamente Nigel Hannaford decía en The Calgary Heral: “Si Gibbons fuera una sindicalista que participara en una huelga, podría gritar tanto como quisiera. En este país (Canadá), la policía se mantendría a distancia aunque rompan los cristales a los camioneros. Entonces, ¿dónde está el problema si una mujer se dirige pacíficamente a otra que va a una clínica abortista? Ah, dicen al otro lado, nadie debe interferir en un asunto que tiene que ver con la salud del otro. Es verdad. Pero la mujer no está enferma, está embarazada. Dada la sangrienta realidad del aborto, preguntar a alguien si realmente sabe lo que va a hacer parece justo”. Allí y aquí se puede permitir que al lado de allá de la verja se aniquile a un ser indefenso, pero a este lado de la verja no se le puede preguntar a una joven si sabe lo que va a hacer. Hay que retirar de la vía pública a la abuela. Es subversiva. Realmente, ¿lo es? Una madre puede matar, pero una abuela no puede preguntar: algo grave está pasando. ¿No se puede decir ni viva la vida, ni viva la guardia civil? Quizá estamos convirtiendo en manicomio o cementerio éste lado de las rejas. Esa abuela ha hecho cambiar algunas decisiones, y algún niño le debe, a ella también, seguir con vida.
video
http://www.youtube.com/watch?v=cfhx-ZhQArs&feature=player_embedded#
PUBLICADO EN EL HERALDO DEL HENARES
,[29-01-11 11:58] - Al otro lado de la verja; BITACORA DE BELMONTEen CiViCa 30-01-2011.LA ESFERA DIGITAL,Blog A FAVOR DE LOS VALIENTES, 6-2-2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario